La presidenta de la Comisión de Acceso a la Información Pública del Congreso del Estado, Josefina Buxade Castelan, aclaró que la evaluación del trabajo legislativo de los 41 diputados locales a cargo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias se hará, con o sin el consentimiento de los legisladores. Expresó que al ser servidores públicos los diputados están obligados a dar un informe de lo que es su trabajo tanto en el Congreso del estado como la labor que desarrollan en sus distritos. Consideró que el anuncio del centro sobre la evaluación que realizará fue una cortesía hacía los diputados, pero en sí no se requería de solicitar ningún permiso, se busca que haya una colaboración para que los resultados del estudio sean lo más objetivos los resultados. Expresó que las actividades que realizan los legisladores son públicas por lo tanto pueden ser evaluadas por organizaciones y principalmente por los ciudadanos. Dijo que el estudio abarca el trabajo en los distritos pero los evaluadores no van a ir a esos lugares sino que cada diputado tiene que hacer por ley un informe de las actividades que realiza y conforme a la información pública publicada será realizado el análisis Manifestó que con ello se estará dando la plena transparencia de lo que hacen los diputados ya que hay actividades que no han sido reportadas y para cubrir los aspectos que deberán estudiar los evaluadores se tendrá que informar lo que se hace en los períodos de receso. Indicó que esto abona a la transparencia y la rendición de cuentas para que se de a conocer lo que se hace. Respecto al calendario que se tendrá dijo que después de cada período se hace una evaluación, posteriormente hay una anual, y al término de la legislatura una que abarca los tres años. Reconoció que hay confusión sobre el trabajo de los diputados pluirinominales, pero se harán las adecuaciones al método, además de una definición de los escándalos en los que estuvieran involucrados los diputados tanto al interior como al exterior. De los inconformes, reiteró que la evaluación se tiene que hacer ya que los diputados son servidores públicos, el trabajo es público y se va a dar información pública. Aclaró que en el análisis no se requiere proporcionar información personal o de otro tipo sino que es solo la del carácter legislativo, e indicó que los dos meses de receso que tienen actualmente son para que se trabaje y ahí se verá quién cumple. Precisó que independientemente del análisis si hay algún diputado que no entregue su informe, este incumplirá con lo que establece la ley.