Un grupo de hombres armados se llevó cerca de 10 millones de pesos en efectivo, tras sorprender a empleados de la empresa Tameme, en los momentos en que iban a ingresar a la planta armadora Volkswagen de México, a las 24:30 horas del viernes 25 de marzo, para después escapar a bordo de un vehículo propiedad de la misma empresa.  La Procuraduría General de Justicia (PGJ), tras el asalto a mano armada, confirmó que empleados de seguridad privada de Volkswagen y de la empresa de traslado de valores, rindieron declaración ante el Ministerio Público de San Andrés Cholula, para especificar como ocurrió el robo a mano armada. Para la empresa Volkswagen, el asalto no les afecta, luego de que en un comunicado sostienen que fue un camión de Tameme el asaltado y no la empresa, es decir, el dinero nunca ingresó a sus oficinas administrativas. El comunicado dice: "Volkswagen de México confirma que esta madrugada personal de la empresa de traslado de valores Tameme fue asaltada dentro de las instalaciones de la planta. Alrededor de las 12:30 horas, guardias de la empresa Tameme ‚Äîresponsable de entregar el pago de la nómina semanal al personal técnico de Volkswagen‚Äî fueron amagados por sujetos no identificados en las instalaciones que la empresa de traslado de valores tiene asignada para su operación dentro de la armadora". "Volkswagen de México ya presentó la denuncia ante las autoridades correspondientes y se ha iniciado una averiguación previa con el número 641/2011/SPCHO. La empresa Tameme y Volkswagen de México están haciendo lo necesario para realizar hoy el pago en efectivo al personal técnico que aún cobra su salario semanal bajo este esquema, aunque cabe destacar que la mayoría del personal recibe su pago a través de una trasferencia electrónica", señaló la firma en un comunicado. Se dijo que en las próximas horas la PGJ informará de la situación legal de los detenidos.