Trabajadores de la planta nuclear de Fukushima, en Japón, intentan prevenir escapes de agua radioactiva al mar.
El líquido altamente radioactivo se encuentra dentro y fuera de los reactores, inclusive fuera de los edificios que les contienen.
Pequeñas cantidades de plutonio han sido también detectadas en el suelo de la planta, producto quizá del derretimiento parcial que sufrieron algunos reactores.
El primer ministro japonés, Naoto Kan, dijo que su gobierno mantiene la alerta máxima, y que la situación es "impredecible".
La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón, dijo que no había aún confirmación de agua radiactiva en el mar, que podría escapar de los túneles conectados a la planta de Fukushima Daiichi.