El catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miguel Carbonell Sánchez, aseguró que la contienda electoral del 2012 para elegir presidente de la república, será muy cerrada entre los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) y aunque descartó posibles guerras sucias entre los aspirantes, dijo que hay posibilidades de que el narcotráfico meta las manos al proceso. El académico de la máxima casa de estudios de México, dijo que sí existen posibilidades de que el narco intente infiltrarse en las campañas políticas rumbo al 2012, "porque ya lo hace en diversos órdenes del poder, como el ejecutivo y el judicial, entonces no tendría por qué limitarse a corromper solamente a la policía". Lo anterior, al retomar la frase del expresidente de Colombia, César Gaviria, durante su visita a México, donde aseguró que "no podemos pensar que el dinero del narco, corrompe solamente a policías", por eso reveló que ante esa situación, el Instituto Federal Electoral (IFE) tiene una gran tarea, la de detección de recursos ilícitos y de sancionar a los candidatos que violenten la ley. El especialista de la UNAM no descartó que en las campañas políticas presidenciales, se presenten las descalificaciones, porque en esos casos "lo que está en juego es más importante y la tentación de utilizar recursos ilícitos será muy grande". En su ponencia "libertad de expresión en materia electoral", impartida en el campus Puebla de la Universidad Iberoamericana (UIA), el académico de la UNAM aseguró que para el próximo año, la sociedad espera un debate sustantivo de ideas y de contenidos porque la población está cansada de los debates de etiquetas y de apellidos. Su perspectiva es que los ataques se pueden presentar de manera civilizada, porque la reforma electoral del 2007 desde la Constitución, ya señala que no se puede denigrar ni calumniar a las instituciones políticas y sus candidatos, "eso supone un límite para las campañas negras", por eso prevé un debate más propositivo y que los ataques sean sancionados por la autoridad electoral.


El PRI de regreso a Los Pinos Carbonell Sánchez, aseguró que aunque actualmente, las encuestan marcan una clara ventaja del PRI sobre el resto de los partidos políticos, la contienda electoral al final será cerrada, con una competencia fuerte entre los dos principales partidos mexicanos, sin embargo, tampoco descartó que la izquierda partidista del país juegue un papel importante rumbo a los comicios del 2012. Su visión es que la izquierda dividida no logrará buenos resultados, porque de ser así, sus posibilidades se reducen prácticamente a cero, "porque si el Partido del Trabajo y Convergencia van con López Obrador y por otro lado el Partido de la Revolución Democrática apoya a Marcelo Ebrard, no tendrán posibilidades de ganar la presidencia del país". Lo que dejó en claro es que los partidos políticos tienen que asumir el compromiso de debatir de fondo los temas fundamentales del país y dejar de lado la violencia, la calumnia y la injuria, "en eso juegan un papel importante los medios de comunicación, que deben atender el debate de fondo y no prestarse a declaraciones de banqueta entre los candidatos".