Un nuevo record de concurrencia fue el escenario con el que el serbio Novak Djokovic, segundo favorito, venció por tres sets al número uno, el español Rafael Nadal, durante la final del torneo Masters 1000 en Miami, Estados Unidos.

Con un total de 14,625 asistentes que llegaron al Crandon Park para ver a los mejores del mundo, superó la cifra a los 14,119 concurrentes que registró el año pasado la riña entre Andy Roddick y el checho Tomas Berdych.

La rivalidad entre Djokovic y Nadal marcó un nuevo capítulo, mientras que el serbio continúa invicto en la temporada y triple campeón anterior en los Open de Australia, Dubai e Indian Wells, donde también venció al español.

En medio de condiciones poco óptimas, con 30 grados y humedad al 60 por ciento, Nadal inició el primer set hasta 5-1, con bolas en picada sobre el revés del serbio, quien despertó para forzar el 5-4, dejando a Nadal la primera tanda con 6-4 a los 56 minutos.

Djokovic no se dejó engañar, y acomodó un 3-0 en el segundo set parcial de 1-6 contra Nadal, desde el 5-1 de salida, donde Rafael dio la impresión de un tercer set, para terminar a los 56 minutos, con 6-3 favor Djokovic.

Durante el tercer set, tenso y cansado, el serbio tenía menos concentración en sus primeros saques, aunque sobrevivió el ataque aéreo que el español lanzaba, y al límite, Novak se logró zafar en el 6-5 y 15-30 para Rafael.

En el tiebreak, la letal doble falta de Rafael Nadal desconcentró todo su juego, cuando Djokovic acomodó el 2-6 del que el ibérico no pudo salir.