Elementos de la Policía Ministerial desmantelaron a una banda dedicada a la clonación de tarjetas bancarias, con las que llevaban a cabo jugosas operaciones en agravio de cuentahabientes.

La aprehensión fue gracias al resultado de una investigación del Ministerio Público y la Policía Ministerial que duró varias semanas, lo que llevó a la captura de cuatro sujetos ligados a una red dedicada a la clonación, venta y utilización de tarjetas bancarias.

Los detenidos responden a los nombres de Taurino Mercado Sánchez, de 22 años de edad; Saúl López Ortiz, de 23; José Daniel Hernández Delgado, de 25, y Miguel López Hernández, de 28 años, todos originarios y vecinos de la ciudad de Puebla.

Los sujetos fueron asegurados en las inmediaciones de la central camionera de Puebla (Capu), en posesión de 23 tarjetas clonadas, algunas con leyenda y logotipo de diversas instituciones bancarias y otras únicamente con la banda magnética, así como dos billetes falsos. Además les fueron encontradas ocho entradas para un espectáculo artístico, cuyo costo es de 600 pesos cada una. Al respecto se sabe que, haciendo uso de las tarjetas apócrifas, adquirieron un total de 40 boletos y los revendieron a la mitad de su precio normal.

Hasta este momento los representantes legales de BBVA Bancomer, HSBC y Banamex, confirmaron a través de diligencias ministeriales que las tarjetas fueron indebidamente utilizadas en distintos puntos de venta.

Aunado a lo anterior, les fue asegurada una camioneta línea Odyssey modelo 2006, la cual cuenta con reporte de robo en Naucalpan, Estado de México, misma que fue adquirida por Miguel López Hernández ‚Äîcabecilla de esta banda‚Äî, también usando los plásticos clonados. Sobre su modo de operar, los detenidos manifestaron que Miguel López Hernández contacta otros sujetos, que al parecer son de otro estado, quienes le venden cada tarjeta en 3 o 4 mil pesos.

Posteriormente realiza las operaciones de compra-venta de artículos en tiendas departamentales y de autoservicio, con ayuda de Taurino, Saúl y José Daniel.

Según la Procuraduría General de Justicia (PGJ) se trata de sujetos altamente peligrosos ya que existen indicios de que han intimidado, incluso agredido a algunas de sus víctimas que los denunciaron al percatarse de los ilícitos que estaban cometiendo.

En las próximas horas serán puestos a disposición del juez Penal correspondiente, acusados de falsificación de acciones, obligaciones y otros documentos de crédito público en su modalidad de posesión, bajo la averiguación previa 307/2011/DMZS; mientras que la PGJ continúa con la investigación al respecto.