Los "gasolinazos" perjudican las finanzas estatales, desde que inició el gobierno de Mario Marín Torres (2005) hasta la actual administración de Rafael Moreno Valle.

Hace seis años se gastaba en este rubro 4 millones 847 mil 727 pesos mensuales, mientras que ahora se consumen 6 millones 279 mil 781 pesos por la misma cantidad de combustible, y sigue a la alza.

Debido a los constantes aumentos, alrededor de 200 mil pesos diarios en promedio tiene que gastar el gobierno del estado en gasolina para todas sus unidades, desde patrullas hasta vehículos de dependencias o autos utilizados por funcionarios.

Para los ciudadanos, los 8 centavos en que se aumentan en promedio mensual el combustible no podrían ser muy significantes, pero para el gobierno estatal representa una fuerte cifra que se paga con recursos del erario.

Cada mes se otorgan más de 6 millones de pesos en vales de gasolina, según revelan información solicitada por Intolerancia Diario mediante la Ley de Acceso a la Información.

El informe señala que desde que inició el gobierno de Mario Marín Torres se gastaba en este rubro 4 millones 847 mil 727 pesos mensuales; mientras que en el primer mes de la administración de Moreno Valle la cifra se incrementó a 6 millones 279 mil 781 pesos, apenas 50 mil pesos más mensuales de diferencia a lo gastado en el último mes marinista.

Tanques llenos Los aumentos ponen en aprietos a rubros tan importantes como la seguridad pública, donde los uniformados tienen que "exprimir" hasta la última gota de gasolina ‚Äîpase lo que pase‚Äî sin cargas extras del combustible.

Miembros de los cuerpos de Seguridad dijeron que el problema de la restricción de gasolina se incrementa cuando hay un operativo policíaco, como el implementado para capturar a Arturo Beltrán Leyva el año pasado, donde a pesar de la urgencia de la situación no pudieron cargar más gasolina.

"Nada que ver los operativos, al menos en la pasada administración teníamos circular con la misma gasolina, ya si se acaba la gasolina, pues ahí dejas la unidad y pides la grúa", expresaron.

Tan solo las patrullas de la Policía estatal tienen que llenar sus tanques una vez por turno, lo que representa como máximo 40 litros de combustible.