En el desfile de presidenciables del blanquiazul por el estado de Puebla, le tocó el turno al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo.
En contraste con la visita de otros presidenciables del panismo, dos rasgos caracterizaron su encuentro con panistas: la presencia del gobernador Rafael Moreno Valle y el hermetismo con el que se desarrollaron las reuniones.


Cordero desayunó con militantes panistas en las Bodegas del Molino.
Alrededor de 500 asistentes lo escucharon disertar sobre lo exitoso de los gobiernos emanados del Partido Acción Nacional.


Más tarde se reunió con el Consejo Estatal del PAN en el hotel Presidente Intercontinental, encerrado a piedra y lodo con la cúpula blanquiazul en la entidad.


La presencia de Cordero no pudo caer en peor momento: el mismo día en que se aplicó por cuarta ocasión en el año un aumento a los combustibles, que la vox populi ha tildado de "gasolinazo".


No obstante, el presidenciable ‚Äîcon el cobijo del gobernador poblano‚Äîen encuentros de carácter partidista hizo el recuento de los logros de gobiernos provenientes de Acción Nacional.


A diferencia de los momentos en que otros políticos del panismo como Alonso Lujambio Irdázabal, Santiago Creel Miranda o Josefina Vázquez Mota han realizado sus actividades para conversar con panistas, en esta ocasión el político del gabinete federal optó por el hermetismo, aduciendo que los encuentros del funcionario público eran "eventos privados".


En primer término, Cordero desayunó con militantes panistas en las Bodegas del Molino en el acto "Una década de buen gobierno".


De acuerdo a asistentes al evento, citando las cifras de los 10 años de los gobiernos de Vicente Fox Quesada y de Felipe Calderón Hinojosa, el funcionario público realizó la apología de los gobiernos emanados del PAN.


Además, aprovechó para desglosar los logros de las administraciones provenientes del blanquiazul, en especial aquellos relacionados con el tema macroeconómico.


Ahí se dieron citas diputados locales panistas como el legislador por el primer distrito Jesús Saldivar, el alcalde Eduardo Rivera Pérez; el dirigente estatal del PAN, Juan Carlos Mondragón Quintana; el secretario del Trabajo, Pablo Rodríguez Regordosa, quien fuera el exvocero de la campaña de Rafael Moreno Valle. También el senador de la República, Jorge Ocejo Moreno; y hasta panistas ajenos a la actual administración estatal, como "La Doña" Ana Teresa Aranda.


***


El secretario de Hacienda federal evadió a los medios de comunicación luego de su desayuno con la militancia panista.


Más tarde asistió a un encuentro en el hotel Presidente Intercontinental con los consejeros estatales del PAN.


Al término del encuentro, vertió algunas declaraciones sobre sus aspiraciones presidenciales en el 2012.


Sin querer entrar a fondo en el tema, se limitó a señalar ante los cuestionamientos de los reporteros sobre sus aspiraciones presidenciales, asegurando que ocupa el cien por ciento de su tiempo en buscar el bienestar económico de las familias mexicanas.


El funcionario ‚Äîque ha tenido una meteórica carrera política en este sexenio‚Äî afirmó‚Äî defendió la continuidad del panismo en el gobierno de la República.


"Hay buenas expectativas para que un panista siga gobernando al país, ya que son diez años de buen. Espero que a final de cuentas que el electorado en su momento aquilate lo que hemos avanzado en estos últimos años."