La Procuraduría General de Justicia capturó a diez presuntos lenones, después de realizar un operativo en Tepeaca en el bar El Tío Beto, localizado en Camino Nacional número 4 de San Pablo Actipan, donde se encontraban realizando actividades sexuales y de convivencia con clientes seis mujeres, entre ellas una menor de edad, quienes tenían que entregar al dueño del negocio cuotas diarias por cada servicio que prestaban.


Elementos de la PGJ de manera conjunta con la Fiscalía de delitos sexuales y agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME), recataron al menos once mujeres ‚Äîcuatro de ellas menores de edad‚Äî, originarias de entidades como Guerrero, Tlaxcala, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Quintana Roo.


Alberto Jiménez Martínez, de 46 años, propietario del bar, junto con su hijo Maximino Jiménez Gonzaga, alias "El Max", y los empleados del lugar: Manuel Sarau Peña, alias "El Paquito"; José Hugo Sánchez Medrano, alias "El Simpson"; Valentín Domínguez Zárate, alias "El Igor"; Iván Centeno Céspedes alias "El Robocop"; y Rafael Quiroz Domínguez, alias "El Jarocho", fueron detenidos.


Una de estas mujeres, originaria de Guerrero, manifestó que desde 2007 es víctima de explotación sexual. En ese año fue enganchada por un sujeto que la enamoró y la llevó a Morelos donde la obligó a trabajar como sexoservidora. Meses después se fueron al Distrito Federal y de ahí viajaron a Nueva York donde cobraba en dólares por cada sexoservicio. En 2010 regresaron a Puebla y el mismo individuo la llevó a trabajar al bar El Tío Beto.


Al mismo tiempo, la PME implementó otro operativo en el bar Los Dorados de Villa, también conocido como El Texano, situado en el barrio de Toltempan, en Chignahuapan, donde se encontraban ejerciendo el sexoservicio bajo condiciones de explotación dos mujeres adultas y tres jovencitas ‚Äîdos de 17 años y una de 16‚Äî, todas originarias de Veracruz.


Dulce María Flores López, de 23 años, originaria de Apizaco, Tlaxcala, junto con dos de sus trabajadores de nombres Reyna Atanacia Ortega, de 20 años, e Isidoro Martínez Téllez, de 30 fue detenida.


Por estos hechos se abrieron las averiguaciones previas 485/2011/AESEX y 165/2011/Chignahuapan, expedientes con los que en las próximas horas los detenidos serán puestos a disposición de la autoridad judicial.