El secretario general de la sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Cirilo Salas Hernández, comentó que las Escuelas de Tiempo Completo forman parte ya de un proyecto nacional.

En este programa, los estudiantes pasarían mucho más tiempo en las instalaciones educativas, donde podrían combinar las actividades escolares con otro tipo de acciones como los talleres, el "aprendizaje del comportamiento social" y la convivencia entre los alumnos, para alcanzar un "mejor desarrollo social".

El líder sindical de los maestros poblanos, comentó que la propuesta considera el aprendizaje integral de los estudiantes y también incluye a los padres de familia, porque desde su perspectiva, "todos somos corresponsables de la formación de la niñez y de la juventud poblana", por eso apuntó que el programa incluye a los padres que en la actualidad se encuentran en la vida productiva, porque son un ejemplo para sus hijos.

Para Salas Hernández, la Escuela de Tiempo Completo es un instrumento que debe servir para trasmitir los procesos de formación social que van de padres a hijos, porque la enseñanza de las actividades que realizan los adultos en sociedad son lo que los estudiantes llevarán a su vida adulta como parte fundamental de los aprendizajes que requieren para ser personas más productivas.

El SNTE y la autoridad educativa de Puebla, realizan ya trabajos para lograr que las Escuelas de Tiempo Completo sean una realidad a corto plazo, al menos en la capital, para después instaurarse en las instituciones del interior del estado.