En Ciudad Serdán el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, se comprometió con un equipo de expertos a emprender una fuerte cruzada de alfabetización en trece municipios de esta región.


En la firma del convenio entre la UNAM, la UAP y el gobierno de Puebla en febrero iniciaron las acciones de trabajo para lograr la enseñanza con el método  que la UNAM ha aplicado en otras partes del país para incorporar a los adultos al conocimiento básico.


En un evento que tuvo lugar en Ciudad Serdán entre el rector de la UNAM; el de la UAP, Enrique Agüera; el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle y autoridades municipales se reafirmó el compromiso para apoyar a los alfabetizadores.


Durante su discurso, Rafael Moreno Valle señaló que Puebla está en la lista de los cinco estados con mayor población analfabeta, ya que se estima que hay poco más de 600 mil personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir.


"A pesar de que se ha logrado avances en la educación básica en el medio rural, muchos niños abandonan las aulas en el primero o segundo grado, por lo que ni siquiera alcanzan en aprendizaje mínimo; esa situación los convierte en analfabetas, por lo que con apoyo de la SEP se elaboró un diagnóstico que permite definir las zonas de mayor rezago educativo.


"Por eso, con el apoyo de la UNAM se trabajará con sus especialistas con el objetivo de convencer a las personas a que aprendan a leer y escribir, porque serán herramientas que les permitirán una mejor defensa para la vida."


José Narro Robles, en este sentido, expuso como impostergable la necesidad de canalizar mayores recursos para mejorar la condición de la gente. "Hay que rascarle a los recursos públicos para ampliar las condiciones en ese ámbito, para que la gente aprenda y viva mejor".


El objetivo fundamental del "Programa de Educación a Distancia" es abatir el rezago educativo causado por la aplicación del modelo tradicional en la cobertura de estudios universitarios y de bachillerato del estado.


Las universidades y los organismos educativos aportarán espacios electrónicos como sus portales de difusión para que se lleven a cabo las gestiones académicas y la oferta educativa será atendida en 50 centros de acceso público con salas de cómputo.