Santos Laguna no tuvo mayor problema para derrotar a un Puebla que es una caricatura de visitante, en partido correspondiente a la fecha 14 del Torneo Clausura 2011 del futbol mexicano, disputado en el estadio TSM.


Los goles de la victoria fueron obra del argentino Daniel Ludueña en dos ocasiones, a los minutos 16 y 35, del ecuatoriano Christian Benítez, al 59, y de Jaime Toledo, al 66.


Con este resultado, Santos llegó a 17 puntos en el cuarto sitio del Grupo Uno, en tanto que los Camoteros se quedaron con 14 en el quinto escalón del Tres.


Partido que mostró de manera fiel toda una campaña de visitante del Puebla, equipo que es incapaz de desarrollar un futbol digno ante un rival que tampoco hizo mucho, pero sí lo suficiente para conseguir una ventaja determinante durante los primeros 45 minutos.


Ambas escuadras sabían que esta era la última oportunidad que tenían para mantener algunas ligeras esperanzas de acceder a la Liguilla, pero fueron los de casa los que mostraron mayores argumentos y actitud para poder salir con los tres puntos.


Sin dominar del todo, y en lo que fue prácticamente su primer disparo al marco poblano, el cuadro que dirige el argentino Diego Cocca logró irse al frente en el marcador con un derechazo raso de Daniel Ludueña que se coló pegado al poste derecho, al minuto 16.


Esta anotación acentuó el dominio santista, que llevó las cosas con calma y sin pisar el acelerador aumentó la ventaja en un centro por izquierda de Carlos Morales al área donde el "Hachita" arrastró el balón y ante la salida de Hernández levantó el esférico para ponerlo en el fondo de las redes, al minuto 35.


Para la parte complementaria, los de la Franja cambiaron un poco su actitud e intentaron ir un poco más al frente, pero los de la Comarca Lagunera no tardaron en definir por completo las acciones y amarrar el resultado.


Corría el minuto 59 cuando Rafael Figueroa por derecha mandó un centro al área donde Christian Benítez se adelantó a la marca para conectar de zurda y poner el 3-0.


Y siete minutos después, el joven Jaime Toledo, quien tenía apenas unos minutos en la cancha, prendió un impresionante disparo de zurda que se incrustó en el ángulo superior derecho, para así decretar una victoria que le da ligeras esperanzas a Santos de colarse a la fase final.