Israel Pacheco Velázquez, líder del Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Ayuntamiento de Puebla (SUETHAPIP), sentenció que el gobierno de Eduardo Rivera Pérez está paralizado, ya que ni cumple sus promesas de campaña ni sabe cómo sentarse a negociar con el sindicato.


Aseguró que está violando los derechos de los trabajadores, a dos meses de tomar posesión en el cargo. Asimismo, aseguró que Iñigo Ocejo Rojo, secretario de Administración y Tecnologías de la Información, tiene un "total desconocimiento de los derechos laborales", ya que se apoya en el regidor Matías Rivero, mismo al que calificó como "un abogado mañoso y corrupto que abusa de la inocencia e ingenuidad de Ocejo".


El líder sindical enfatizó que con Ocejo Rojo no ha tenido negociaciones y subrayó el proceso está "amañado" porque fue desechado el emplazamiento a huelga, con la finalidad de que se sentará a negociar en "lo oscurito". Por tal motivo, sentenció que sólo negociará bajo los argumentos que la ley establece, que quedarán asentados en documentos firmados y ratificados ante la autoridad.


Asimismo, calificó como una "vacilada" que el Tribunal de Arbitraje sea autónomo, pues aseguró que es una dependencia más del ayuntamiento.


Reiteró que el edil los visitó en diversas ocasiones cuando buscó su voto, mientras que ahora lo ha intentado contactar, sin respuesta favorable. Afirmó que como candidato signó un acuerdo donde se comprometía a respetar los derechos de los trabajadores; sin embargo, sentenció que ahora que tiene el cargo no los apoya, "no se vale que tenga doble moral; estaba urgido por el voto y nos hacía caso".


Además, Pacheco Velázquez calificó como lamentable que no respeten su derecho a huelga, luego de que el Tribunal desechara su emplazamiento.


La postura de Rivera Por su parte, Eduardo Rivera Pérez aseguró que "no cederé a los chantajes, ni manipulaciones por parte del sindicato", pues aseguró será sólo con diálogo como se negocien las peticiones, mismas que serán atendidas con base en la suficiencia de la Comuna.


Asimismo, subrayó que los trabajadores son de su administración y sus inquietudes serán las suyas también, pues sentenció que no son "bandera de una sola persona". A lo que el líder sindical aseguró que en lo personal nunca se ha referido como "su personal"; sin embargo, detalló que no son ni siquiera personal de Rivera Pérez, sino de los ciudadanos.


El edil enfatizó que el Tribunal de Arbitraje no les ha notificado sobre el emplazamiento a huelga, además comentó que es incongruente que las "naranjitas" tengan letreros exigiendo vivienda, cuando son el único organismo que tiene dicha prestación, "exigen algo que ya tienen".


Por su parte, Pacheco Velázquez sentenció que la ley es clara y no sólo pueden existir trabajadores de primera o segunda clase, por tal motivo subrayó que la solicitud de un crédito de vivienda para los trabajadores no la quitarán de su pliego petitorio.


El edil aseveró que no han "cerrado la cortina de las negociaciones", pues están abiertos al diálogo para lograr mejores condiciones laborales con base en las facultades de su administración.


Por último, Rivera Pérez hizo un llamado a los trabajadores para que dejen de enmarcar las diferentes instalaciones de la administración de carteles y aunque subrayó que están en su derecho, sentenció que afectan la imagen de la administración.