Con el inicio de la temporada vacacional de Semana Santa, los balnearios y parques acuáticos en Puebla estiman generar una derrama económica de 60 millones de pesos, con la atracción de 400 mil visitantes procedentes de entidades cercanas como Distrito Federal y Tlaxcala.


La presidenta de la Asociación de Parques Acuáticos y Balnearios de Puebla AC. (Apaba), Alejandra Fuentes Ramírez, informó que a partir de este fin de semana, los balnearios del estado se preparan para recibir a un importante número de visitantes, de los cuales 85 por ciento son de Puebla y 15 por ciento son foráneos.


De acuerdo con la representante del sector, la temporada alta para los balnearios se presenta durante el semestre marzo-agosto, aunque es en el periodo de Semana Santa cuando registran la mayor asistencia con 40 por ciento del total de la visitas en el año.


Para esta temporada, los balnearios y parques acuáticos presentan costos variados que van desde 45 pesos hasta 90 y 400 pesos, dependiendo de los servicios que ofrezca cada empresa.


Además del servicio de albercas y toboganes, los parques acuáticos en Puebla ofrecen cabañas, campamentos, juegos de diversión, áreas recreativas, verdes, temazcal, actividades de aventura, salones de eventos y zona de alimentos, lo que incrementa el costo de entrada.


Aunado a las expectativas económicas, en esta temporada los balnearios incrementan su plantilla laboral con al menos 250 fuentes de empleo de tipo eventual; en el caso de los parques pequeños la plantilla laboral oscila en 15 trabajadores, mientras en parques de gran tamaño llega hasta 80 empleados.


En Puebla hay un total de 50 balnearios y parques acuáticos-recreativos, de los cuales sólo doce forman parte de la Asociación de Parques Acuáticos y Balnearios de Puebla AC (Apaba), entre ellos: Ayoa, Agua Azul, Quecholac, Los Manantiales, Paraíso Escondido y balnearios de aguas termales de Chignahuapan.