Un juez federal concedió a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) un arraigo por 40 días contra Armando César Morales Uscanga, El Loco; Erick Rubén Zetina Hernández, El Guacho, y Johnny Torres Andrade, La Sombra, a quienes se les investiga por su presunta responsabilidad en el multihomicidio de 145 personas e inhumaciones clandestinas en San Fernando, Tamaulipas.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado que la medida cautelar es por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, homicidio y lo que resulte.

El arraigo de estas personas se suma a los de otras 14 personas, que pudieran estar vinculadas a la célula criminal de Los Zetas, señalada por la PGR como la responsable de homicidios.

En cumplimiento de la medida cautelar, los inculpados fueron ingresados al Centro de Investigaciones Federales, con la finalidad de recabar mayores elementos de prueba que permitan perfeccionar la indagatoria que se integra en su contra.

En la SIEDO 16 policías municipales de San Fernando declaran en calidad de presentados y se espera que en las próximas horas se resuelva su situación ministerial.

Los elementos municipales fueron señalados por la procuradora general de la República, Marisela Morales, de presumiblemente proteger y encubrir a la banda criminal de Los Zetas, a la que la dependencia atribuye la autoría de los asesinatos e inhumaciones clandestinas en ese municipio.