A pesar de los rumores de una mala relación, los festejos de la fundación de Puebla fueron aprovechados por el gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas, para confirmar alianzas con el ayuntamiento de Puebla.


Y es que el mandatario estatal reafirmó que existe una gran colaboración entre ambas entidades de gobierno, incluso pidió a los poblanos hacer a un lado diferencias ideológicas y sumar esfuerzos para contribuir al progreso y transformación de Puebla.


Advirtió además que la función del presidente municipal y del gobernador es la transformación de Puebla: "ambos tienen un compromiso con los ciudadanos, no podemos pensar en el éxito del alcalde sin el éxito del gobernador", sentenció.


"Puebla es la ciudad no sólo más importante del estado sino del país, por lo tanto debemos pensar en grande."


Lo anterior lo señaló durante la inauguración en el museo Amparo de la exposición documental "1531-2011: 480 años trazando la historia de Puebla".


En este sitio histórico expresó que inspirados en las generaciones que fundaron e impulsaron esta capital, no hay obstáculo que no se pueda vencer para enfrentar retos.


"El 480 aniversario de la fundación de la ciudad de Puebla nos debe invitar a todos a la reflexión, a reconocer a los hombres y mujeres que enfrentaron retos y circunstancias de su tiempo y hacer historia", dijo.


"A tomar decisiones que tal vez fueron difíciles y sin embargo, el tiempo les ha dado la razón, a los hombres y mujeres que hicieron realidad sus sueños", continuó el discurso.


Indicó que a la generación presente toca decidir qué le quieren dejar como legado a las próximas generaciones, "cómo queremos ser recordados, qué es lo que va a marcar a esta generación, cuáles son las obras, acciones y los movimientos ciudadanos que nos van a definir".


Asimismo, advirtió la importancia de que los poblanos entendamos nuestro compromiso, no sólo por haber logrado la alternancia, sino por la circunstancias que atraviesan el país, sobre todo en materia de seguridad pública.


"Con base en esos retos que estamos enfrentando, debemos pensar cómo vamos a reaccionar, cuál va a ser nuestra actitud como ciudadanos ante la adversidad."


Moreno Valle apuntó que los poblanos debemos estar dispuestos a sumar esfuerzos, respetarnos y soslayar diferencias, a valorarnos y entender que cada uno de nosotros tiene algo que aportar al desarrollo y progreso de Puebla.


La ceremonia


La ceremonia de la celebración de la fundación de Puebla también fue aprovechada por Pablo Rodríguez Regordosa para advertir la necesidad de que se reescriba un gran pacto social, donde ningún sector domine a otro y se impulse el progreso.


Desde el primer minuto de este 16 de abril, la ciudad de Puebla se vistió de gala al cumplir 480 años de su fundación a la que no pudieron dejar de asistir autoridades municipales y estatales, lo que se convirtió en una verbena popular.


El festejo fue en grande, hubo inauguración de exposiciones, presentación de bailes, juegos pirotécnicos, incluso la partida del pastel más grande que se haya elaborado en la entidad, así como presentaciones de artistas poblanos en el primer cuadro de la ciudad.


Pero no podía faltar la ceremonia oficial, la que estuvo encabezada por el gobernador Rafael Moreno Valle y el presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez, quienes durante la gran fiesta se comportaron como los mejores aliados.


En dicha ceremonia, realizada en el zócalo capitalino, fungió como orador el secretario de Competitividad y Desarrollo Económico, Pablo Rodríguez Regordosa, quien se desvivió en halagos para su jefe, Rafael Moreno Valle.
En su perorata, primero sostuvo que el estado atraviesa por una "primavera democrática" en la que con unidad y bajo el liderazgo del gobernador, el estado reconquistará el liderazgo que tuvo en el pasado.


Posteriormente recordó la historia de la ciudad de Puebla, discursó en el que aseveró que el modelo utópico con el que se fundó la ciudad ‚Äîhace 480 años‚Äî se mantiene vigente, incluso como reto para las siguientes generaciones.


Destacó que en la vida histórica de Puebla se hallan épocas de grandeza, pero también de apatía y dejadez.


También reconoció que el desarrollo de la ciudad y del estado ha estado obstaculizado por el conflicto ideológico del siglo XIX que hasta la fecha es un "lastre", además del absurdo debate sobre las denominaciones de Puebla como "de los Ángeles" y "de Zaragoza".


"Ambas situaciones han impedido la unidad e interrumpido el debate urgente y necesario para definir el rumbo que todos los poblanos esperan de la ciudad y el estado, liberales, conservadores, letrados e ignorantes, acaudalados y desposeídos, somos todos necesarios para labrar el futuro que aspiramos", dijo.


Por lo tanto aseguró ‚Äîal regresar a los halagos‚Äî que en la actualidad con el liderazgo de Moreno Valle Rosas, existe la oportunidad de transformar al estado y heredar un mejor futuro a las siguientes generaciones.


"Es necesario que se reescriba el gran pacto social en el que ninguna de las partes pretende dominar sobre la otra", convocó.


Hizo un llamado a los poblanos a tomar conciencia en este reto y esforzarse para que Puebla retome el liderazgo que tuvo en el pasado de la mano de hombres visionarios como el futuro beato Juan de Palafox y Mendoza y Esteban de Antuñano.


"Es hora de hacer que la entidad destaque por encima de las demás, es tiempo de realizar lo que otros consideran impensable, es momento de realizar las grandes obras morales, espirituales, cívicas y materiales que transformen a Puebla.


"Hoy es tiempo de pensar en el futuro y de emprender el camino con rumbo de progreso y desarrollo, hoy es tiempo de demostrar que somos capaces de hacer historia porque estamos orgullosos de nuestro pasado y comprometidos con el presente, mirando fijamente al futuro", finalizó.


Posteriormente, acompañado el gobernador por Rivera Pérez y José Antonio Alonso Espinosa, se dirigieron a la exposición documental "1531-2011: 480 años trazando la historia de Puebla".


Esta obra se exhibirá por primera vez hasta el 6 de junio, la cual está integrada por documentos originales de la fundación de Puebla, como la real cédula de 1532 que le otorgó el título de ciudad, el escudo de armas concedido en 1538, los suplementos de Cabildo que han sido reconocidos como Memoria del Mundo por la UNESCO, además de otros 15 documentos que abarcan momentos trascendentales de la historia local.


Asimismo, se expondrá la pintura al óleo "La Fundación de Puebla", obra anónima del siglo XIX, del acervo del ayuntamiento.