Las escenificaciones de la "Pasión de Cristo" cada año se arraigan más en distintas comunidades de Puebla, y aunque en muchos casos deforman un poco el Evangelio de la Biblia, la Iglesia católica se hace de la "vista gorda" y la aprueban, ya que es una forma de catequizar a la comunidad.

Expertos sostienen que esos cambios en el teatro de la evangelización ofrecen en la actualidad representaciones de la "Pasión de Cristo" dignas de Hollywood.

Incluso la ficción en sus guiones traspasa la seriedad de su origen, pero las autoridades eclesiásticas las exoneran aunque algunas escenificaciones rozan en el "fanatismo" como sostiene la página de internet católica ¬°Amen-Amen!

Un sondeo realizado por dicha organización reveló que los poblanos no se acercan a las escenificaciones en busca de diversión, su real intención es revivir el sufrimiento de Cristo, además no creen que sean extraídas de versiones de Hollywood.

La mayoría de los encuestados coincidieron en que algunos actores se exceden en sus papeles y abusan de la violencia aunque justificaron que eso ocurre al tomar su papel al cien por ciento, además disculparon la modificación de las escrituras.

Lo cierto es que cada representación es movida por la gran devoción y fe de miles de personas, quienes se preparan año con año para recordar la "Pasión de Cristo".
 
La preparación
Son varias las representaciones que se realizan en Puebla; algunas de mucho más fama que otras, pero todas con cimientos similares de fe y religiosidad.

Entre las representaciones que más destacan y que se han dado a conocer a nivel nacional e internacional, como la realizada en Pueblo Nuevo o la colonia Romero Vargas, así como la de San Andrés Calpan y algunas de la Sierra Norte.

Las representaciones celebradas en Puebla se realizaron tras un juicio de la Santa Inquisición en la época de la Colonia, en la que se determinó desde entonces dar los permisos a los pueblos para escenificar la "Pasión de Cristo".

La primera en la historia
Un pueblo que destacó en el virreinato de la Nueva España fue el de Xochitlán, donde se realizaba hasta fines del siglo XVII al menos y hasta poco más de la mitad de 1700, según la documentación de la época disponible, señala una investigación de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

La Pasión representada en Xochitlán dio ocasión a un escándalo inquisitorial que derivó en todo un expediente en ese tribunal religioso.

En este lugar se emprendió una larga serie de investigaciones tendientes a erradicar tales escenificaciones de todo su vecindario; para el caso, fue designado un dictaminador a quien se le indicó que sus conclusiones se aplicarían no sólo en Xochitlán, sino también en otros pueblos del reino.

En primer lugar, se firmaba que la dramatización de la pasión de Jesucristo constituía una "disposición cómica" que provocaba risa y burla a causa de los "visajes" y movimientos exagerados del rostro de los personajes que intervenían.

En segundo término se planteaba ‚Äîcon gran escándalo‚Äî que el personaje de Jesucristo actuaba desnudo y "con gran indecencia".

Finalmente, él o los denunciantes sostenían que, durante la representación de pasajes neotestamentarios relacionados en alguna medida con la Pasión, ocurrían burlas de "los sacrosantos misterios".

Según los acusadores, se daba ocasión a principios de idolatría, uno de los hábitos religiosos indígenas que los evangelizadores franciscanos habían querido eliminar con sus representaciones teatrales del segundo tercio del siglo XVI novohispano.

Las dramatizaciones de la Pasión de Jesucristo en Xochitlán tenían larga tradición en el pueblo; algunos de los testigos declararon durante el proceso que desde su niñez ocurrían y algunos de sus familiares mayores también habían actuado en esas pasiones. 

En Tonanzintla
Para este año el comité organizador de la Semana Santa, en la junta auxiliar de Santa María Tonantzintla, espera la llegada de entre 10 mil y 15 mil visitantes durante las festividades.

La presidenta del Sistema DIF municipal, Liliana Castillo Terreros, exhortó a los poblanos a visitar la junta auxiliar de Tonantzintla con su representación y escenificación de la Semana Santa.

"Además los visitantes podrán de una de las bellezas arquitectónicas más bellas que representan el barroco mexicano indígena."

Por su parte, el representante de vecinos y el comité organizador de la festividad, José Jacinto Cuautle Cuautle, indicó que las celebraciones se realizan del 21 al 23 de abril.

"Las personas que visiten Tonantzintla podrán disfrutar de la escenificación, desde la oración del Huerto hasta la Crucifixión."

Agregó que con el sábado de Gloria concluirán las actividades con una misa en punto de las 10:00 horas, en la que cientos de personas escucharán la misa de Gloria, así como cientos de niños serán bautizados.

En Tehuacán
En este municipio enclavado en la Sierra Negra de Puebla más de 300 personas escenificarán la "Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo", con la intención que esta tradición de fe de los tehuacanero no se pierda.

Así lo informó Alejandro Rodríguez, encargado de esta nueva representación, quien abundó que han renovado en su totalidad los personajes y escenarios.

Sin embargo, el recorrido será el tradicional que se realizaba por varios años, iniciando en un costado de una tienda comercial, pasando por la avenida Independencia Poniente, Oriente, 3 Sur, 7 Oriente-Poniente y avenida Baja California hasta llegar a la meseta El Riego.

Al cumplir su "manda" Octavio López se negó a volver a participar, por lo consiguiente tomó la tradición para que no se pierda.

"Para eso se preparan más unas 200 personas hasta el momento para llevar a cabo la Pasión de Cristo; esta vez la cruz tendrá un peso a los 80 kilogramos.

"Para este año los gastos ascienden a más de 150 mil pesos y la razón se debe a que toda la escenografía fue renovada en su totalidad, como los accesorios que portaran los personajes de esta hermosa costumbre; además, cambiara el sonido, la luz, la grabación, el vestuario, y además se evitarán los cohetes.

En Calpan
San Andrés Calpan espera a más de 3 mil visitantes que este jueves y viernes Santo, además del domingo de Resurrección, podrán admirar la representación de la vida, pasión y muerte de Jesucristo con la participación de más de 80 actores.

Porfirio Vicente Salinas, director general del grupo Cultural San Andrés, explicó que los más de 80 jóvenes que realizan la vida, pasión y muerte del redentor.

"Ensayaron por espacio de cuatro meses, tiempo en el cual también se dedicaron a la confección del vestuario ‚Äîcuyos costos oscilan entre los 600 y los 4 mil pesos por cada participante‚Äî."

La obra consiste en 46 escenas que forman parte de una recopilación hecha por Porfirio Vicente de Castilla, cuyo libreto tiene más de 25 años de plasmarse en esta escenificación de Semana Santa.

Los organizadores señalaron que esta obra difiere de otras representaciones, porque busca presentar un Jesucristo más humano y en cada escena se hace una motivación a los espectadores para leer la Biblia.

La obra se presenta los tres días junto a la parroquia de Calpan, municipio distante media hora de la ciudad de Puebla.

El jueves la obra inicia a las 16:00 horas con las escenas de "El Precursor", "Juan Bautista", la "Despedida de Jesús y María", "El Bautizo de Jesús", "El Sermón de la Montaña", la "Condena a muerte de Juan", el "Brindis de Herodes", la "Multiplicación de los Panes", "La Mujer Adúltera", "María Magdalena", la "Resurrección de Lázaro", "La entrada a Jerusalén", la "Venta de Judas", "La Última Cena" y el "Huerto de Getsemaní".

El Viernes Santo la obra comienza a las 11:00 horas con "El proceso de Cristo", "Jesús Ante Pilatos", "Ante Herodes", la "Sentencia de Flagelación", "La Flagelación", la "Sentencia de Muerte", las "Mujeres al Calvario", "Arrepentimiento de Judas"; el "Vía crucis" y "la Crucifixión".

La representación tiene una tradición de más de 70 años. Durante los tres días de actividades se espera la llegada de cerca de 10 mil personas, quienes podrán ver 27 actos en los que participan 65 actores en escena y 25 personas de apoyo técnico.

Todo Puebla
Una de las fiestas de mayor arraigo en el estado es la tradicional procesión de Viernes Santo en Puebla o la procesión de los Engrillados en Atlixco.

En el municipio de Atlixco, a 20 minutos de la capital, cada Viernes Santo se vive la procesión de los Engrillados.

Son pecadores que expían sus culpas con esta peregrinación al mismo tiempo que avanzan descalzos, con el rostro encapuchado y cargado sobre sus espaldas desnudas grilletes que forman llagas y abren heridas en su piel.

Mientras las calles son cerradas y custodiadas por la policía ‚Äîprevio a la procesión‚Äî los fieles colocan un camino de flores que pisarán los engrillados, desde la iglesia principal del zócalo de Atlixco hasta llegar al cerro.

Esta fiesta se celebra desde hace más de 140 años y es propia de la Semana Santa. En el municipio de San Salvador El Verde la celebración es larga, ya que se tiene contemplado culminar los festejos hasta el 1 de mayo, cuando se desarrolla la fiesta en veneración al Señor de la Preciosa Sangre de Cristo, donde esperan la visita de 200 mil personas.

René Garrido Rocha, presidente municipal de San Salvador El Verde, indicó que en esta procesión se venera la imagen del Señor del Calvario, considerada como una de las más milagrosas que poseen los habitantes del municipio, así como de connacionales que retornan a su comunidad de origen tras emigrar a Nueva York para continuar con esta fiesta.

En la Sierra Norte, de igual manera se vive una de las celebraciones religiosas más importantes y se ubica en el municipio de Xicotepec de Juárez, donde en diciembre de 2010 se inauguró la Virgen de Guadalupe más grande de América Latina.

Se trata de una escultura hueca que mide 30 metros de altura, ubicada en la punta del cerro El Tabacal.

En su interior tiene un diámetro de 10 metros y una escalera con diversos descansos desde donde se pueden observar los alrededores del municipio, a través de ventanas que tienen forma de estrellas, que posee el manto de la Virgen de Guadalupe.