La presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia (Fenapaf), Aurora González de Rosas, aseguró que en días pasados, en la capital poblana se presentaron casos de explotación laboral infantil en un hospicio de Xanenetla, por lo que solicitó la intervención de las autoridades de gobierno para que detenga la explotación de los menores de edad y permita que se aplique la ley a favor de los menores de edad, que deben estar en las escuelas y atendidos por sus familiares.

El dato que tiene la federación actualmente está relacionado con personas que contratan a los menores de edad para empaquetar productos y para realizar actividades que están en contra de los derechos de la niñez, por eso ratificó que no es aceptable que los niños y las niñas realicen acciones laborales y con ese pretexto dejen de lado otras cosas que deben tomar como obligación, como asistir a la escuela.

La presidenta de la Fenapaf lanzó un llamado enérgico para las autoridades del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), para que intervengan en el caso y logren que los menores de edad contratados para actividades laborales, retomen su vida normal y realicen otro tipo de acciones.

González de Rosas dijo que los reportes que tiene la federación que preside, es que los menores de edad cobran 50 pesos por día, "no aceptamos que sea permisible que los menores de edad sean explotados y que les paguen por forrar cosas o por meter artículos en cajas", porque eso violenta las leyes nacionales y estatales sobre la protección de los niños y de las niñas.

La representante nacional de los tutores mexicanos reveló que las autoridades tienen que aplicar la normatividad para evitar que en muchos centros de trabajo los menores de edad y los estudiantes sean perjudicados por quienes los emplean en condiciones paupérrimas, ya que tampoco les ofrecen las prestaciones laborales que la ley exige, "el problema es que vemos que muchos padres quedan contentos con el dinero que sus hijos ingresan en los hogares y no aceptan cambiar la situación de los menores".

González de Rosas reiteró que mandarán un llamado a las autoridades del estado de Puebla, para que tomen cartas en el problema y que logren que esos menores de edad ya no sean explotados por personas que abusan de las necesidades de las familias, "es una lástima que los hechos ocurran en Puebla y que sean vistos como algo innovador y por eso sean acciones que se aplauden sin justificación".