Los Pericos de Puebla que no han visto la suya en las últimas dos semanas, regresan a casa para abrir una serie interesante para la afición beisbolera ante los Tigres de Quintana Roo, equipo que después de cinco años de estancia en la Angelópolis y un campeonato dejó muchos corazones rotos.


A partir de este viernes en el Parque Hermanos Serdán, arrancará esta serie que para los Pericos de Puebla puede significar el momento idóneo para reaccionar después de que han perdido las últimas cuatro series al hilo, frente a Minatitlán, Broncos de Reynosa, Sultanes de Monterrey, y la más reciente contra los Leones de Yucatán.


Esas derrotas hicieron que el equipo comandado por Alfonso "Houston" Jiménez cayera del primero al cuarto lugar de la Zona Norte, desplazado por otras novenas que comenzaron a enrracharse, como fue el caso de los Diablos Rojos del México.


Todos al Serdán


Con una racha poco alentadora de sólo dos victorias en los últimos diez encuentros, los Pericos de Puebla abrirán, lo que sin duda es una serie esperada por la fanaticada, contra los Tigres de Quintana Roo que desde el año 2006 decidieron dejar la capital poblana y emigrar a Cancún, donde han escrito una nueva página.


Sin embargo su salida de Puebla hizo que naciera un sentimiento especial por parte de algún sector de los aficionados que esperan con ansia que este viernes a las cuatro de la tarde se cante la voz de play ball, para ver sobre el diamante a dos novenas que también vienen con paso contrastante.


Y es que mientras Pericos sólo ha ganado dos partidos de los últimos diez y está en el cuarto lugar de la zona norte con marca de 14 victorias y 13 derrotas, a dos juegos y medio de los líderes del Norte, los Diablos Rojos del México; los Tigres viene con ocho victorias y sólo dos derrotas para ubicarse en el segundo lugar de la Zona Sur, a la misma distancia del Águila de Veracruz.


Por eso, para los Pericos esta serie es importante ya que además de recortar distancia con respecto a los líderes de la zona, buscan ajustar cuentas con los felinos que bajo el mando del legendario Matías Carrillo, aparecen en el Serdán donde la temporada pasada cayeron derrotados en más de una serie.


Un dato en los duelos entre Pericos de Puebla y Tigres, es que  el 13 de abril de 2002, precisamente en un Sábado de Gloria,  en el duelo celebrado en el parque Hermanos Serdán, Jesús Olague, quien inició la temporada con Pericos y terminó vestido de bengalí (hoy está con Broncos de Reynosa) lanzó un juego sin hit ni carrera, adjudicándose la victoria de 6 carreras por 0.