Desde las primeras horas de este jueves decenas de vendedores ambulantes empezaron la instalación de sus puestos y hasta juegos mecánicos en la afamada zona de El Calvario, la que tendrá miles de visitantes este Viernes Santo.

Dicha zona abarca desde el jardín de San Francisco hasta el templo de El Calvario, en la zona de Los Fuertes, al que acuden miles de personas para recordar la pasión de Cristo durante la Semana Santa.

Este viernes es el día más importante de la Semana Santa, el que atrae a miles de visitantes hacia esta zona en el norte de la ciudad, lugar que se ha convertido para las familias poblanas y de distintos puntos del país hacer el tradicional recorrido.

Para este año, el ayuntamiento de Puebla informó que otorgó 150 permisos para organizaciones de comerciantes en El Calvario, con la restricción de la venta de bebidas alcohólicas.

Los puestos ─la mayoría de comida─ se localizarán en esta zona hasta las primeras horas del Sábado de Gloria, cuando expiran los permisos otorgados por el gobierno municipal.

Al respecto, el director de Protección Civil, Gustavo Ariza Salvatori, señaló que en primera instancia se han revisado todos los pormenores para que los asistentes gocen de una absoluta seguridad.

Desde las 22:00 horas de este jueves inició la revisión del montaje de los juegos mecánicos, donde se enfatizó que es indispensable que cuenten con seguro de responsabilidad civil y que cumplan con la norma oficial.

También se revisó cada uno de los puestos que utilizarán gas para que no pongan en riesgo la integridad de los paseante; por lo que a electricidad se refiere, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se hará cargo de realizar las instalaciones de energía, con el fin de evitar sobrecargas y afectaciones a los transformadores.

Por lo tanto, en casi de no cumplir con dichos requisitos, los infractores se harán acreedores a una multa.

"Se trata de evitar las sanciones, invitamos a los comerciantes a cooperar con nosotros y que trabajen de forma segura. Las multas van de 50 a 2 mil 500 salarios mínimos" detalló el funcionario.

Asimismo, Ariza Salvatori comentó que se montarán tres módulos de atención para evitar contingencias y agregó que habrá una calle para el ascenso y otra para la retirada, además de una cámara de seguridad en la zona.

Por su parte, el jefe del Departamento de Concertación Política de la Secretaría de Gobernación, Jorge Cruz Lepe, dijo que la venta de bebidas alcohólicas está prohibida.

La medida se implementará con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes, por lo que se contará con un promedio de 200 elementos de Seguridad Pública y Tránsito municipal, ya que se espera la presencia de mil 200 visitantes, aproximadamente.

"El cobro a cada puesto se realiza de acuerdo a la Ley de Ingresos de la Comuna, que es de 53 pesos con 80 centavos hasta tres metros y de tres a seis metros deberán pagar 94 pesos", añadió.

Antiguo Calvario Mientras tanto, los poblanos pueden realizar el recorrido de lo que fue el antiguo vía crucis que se realizaba en el siglo XVII, el que fue cancelado en los tiempos de Benito Juárez.

Aunque pareciera que a la gente no le interesa conocer al respecto de esta tradición, desde este miércoles se han observado grandes filas de familias enteras en la iglesia de San Francisco de Asís, donde inicia el recorrido.

Durante la caminata de este jueves, los organizadores tuvieron que enfrentar un problema, ya que a pesar de que habían concertado la entrada gratuita de todos los asistentes a los sitios históricos -como parte del programa organizado por la celebración del Festival Internacional Palafoxiano- en algunos lugares comenzaron a cobrar.

Esto provocó que los organizadores tuvieran que dedicar por lo menos una hora a realizar llamadas telefónicas para resolver el problema, ya que ninguno de los asistentes estaba dispuesto a realizar pago alguno.

En este proyecto se explicó que aún se conservan doce de las catorce capillas que fueron construidas en la ciudad en el siglo XVII para representar el vía crucis de Jesús, desde su detención hasta la crucifixión, tal y como ocurrió en Jerusalén.

Cabe destacar que los concurrentes tuvieron la oportunidad de subir a la torre del templo de San Francisco, que casi todo el año está cerrado al público y que ahora abrió sus puertas para los festejos del Festival Internacional Palafoxiano.

El encargado del recorrido, Fabián Valdivia, explicó que la iglesia de San Francisco es el primer punto donde hace cuatro siglos se colocaba un altar que exponía la imagen de Jesús Nazareno para su adoración, y de ahí partía el trayecto de casi un kilómetro.

Posteriormente, los feligreses salían para ir a una capilla en donde se recuerda la presentación de Cristo y la primera caída, que también ya fue destruida, ahora en su lugar se puede observar un enorme árbol.

Después se avanza sobre 14 Oriente, hasta llegar a la capilla de los Fieles Amantes, hoy conocida como la capilla de La Macarena.

La procesión sigue al dar vuelta sobre la 12 Norte, ante la calle de La Amargura para llegar a la capilla de La Verónica.

La caminata continúa por la misma calle en donde se encuentra la capilla conocida como de Plateros o Lavanderas, donde se representa la segunda caída de Jesús.

Ahí los creyentes son informados que ese lugar lleva ese nombre debido a que las mujeres que lavaban ropa en San Francisco juntaron el dinero para la construcción del espacio religioso.

El siguiente punto es la capilla de Las Piadosas, de donde se parte ya para la zona de El Calvario que es el final de vía crucis.

En esta zona se encuentran tres capillas, la de la tercera caída, la crucifixión y muerte de Jesús y la última es la del Santo Sepulcro.