Ante las altas temperaturas que se registran en la ciudad, que oscilan entre los 26 y 28 grados centígrados, Protección Civil alertó a la ciudadanía para evitar el "golpe de calor".

En un comunicado, señaló que éste padecimiento se registra tras un aumento de temperatura corporal por encima de los 39 grados, mismo que ocasiona que el cerebro y los riñones dejen de funcionar, por lo que exhortó a la sociedad poblana a identificar en primera instancia los síntomas entre los que destaca la fiebre, la desorientación, el comportamiento extraño, la aceleración del ritmo cardíaco, ataques y hasta un posible coma.

En este contexto, se recomienda que al identificar uno o más síntomas el afectado se ubique en un sitio fresco, después se desvista y se le coloquen hielo o tela mojada en las axilas, la frente o la ingle para nivelar la temperatura corporal. Asimismo, subrayaron que al superar los 40 grados se deberá someter a un baño con agua fría hasta que el cuerpo disminuya a los 38 grados, sin permitir que descienda más la temperatura para evitar la hipotermia.