Durante los últimos seis años la Secretaría de Salud ha "tirado a la basura" cerca de 6 millones de pesos en medicamentos caducos, lo que representa más de 184 mil cajas o dosis de medicinas que no llegaron a los pacientes.

Según un informe de la dependencia solicitado por Intolerancia Diario mediante la Ley de Acceso a la Información, éste reveló que desde 2005 en promedio cada año se desechan más de un millón de pesos en medicamentos, aunque en 2010 la cifra disminuyó a menos de 100 mil pesos.

Todo esto a pesar del déficit de medicinas que existe en el sector salud de la entidad, donde de manera literal un paciente tiene que sufrir un calvario para obtener su medicación mientras que en otros lados es desechado.

Lo grave de la situación no es la cantidad de dinero desperdiciada, sino que los medicamentos tan necesarios no llegan a pacientes con enfermedades graves como la diabetes, insuficiencia renal y hasta Sida, entre otros.

Hace unos días este medio de comunicación reveló la situación que se vive en las farmacias del sector salud, incluyendo las del IMSS, ISSSTEP, ISSSTE o Secretaría de Salud, donde hay casos en los que pacientes tienen que esperar varios días para tomar su tratamiento ante la carencia de medicinas.

A la basura

Según la información en poder de Intolerancia Diario, el expediente de 63 páginas reveló cada uno de los medicamentos desechados por su caducidad, mes con mes, desde febrero de 2005 a marzo de 2011.

Los cuestionamientos a la dependencia fueron: "Saber cuánto dinero se ha perdido en medicamentos que han caducado desde el 1 de febrero de 2005 al 1 de febrero de 2011, desglosado mes con mes y por medicamento y cantidad de cada uno".

En el expediente se detalló nombre del medicamento, costo unitario y número de cajas, unidades o dosis desechadas con su fecha de caducidad, así como los recursos perdidos.

Según los documentos oficiales, 2009 fue cuando más recursos en medicamentos fueron desechados por su caducidad, al tirarse a la basura un millón 410 mil 360 pesos con 20 centavos.

Cabe aclarar que la dependencia ‚Äîa pesar de la solicitud‚Äî no sumó las cifras finales del año 2009, como lo hizo en los otros años.

Es importante señalar que en 2010 la cantidad de medicamentos caducos tirados fue apenas de 95 mil 289 pesos con 92 centavos, cantidad que antes era rebasada con facilidad en solo un mes.

En 2005 se desecharon un millón 207 mil 955 pesos con 14 centavos en medicinas; en 2006 la cantidad fue de 484 mil 610 pesos con 12 centavos; en 2007 la cifra llegó a 527 mil 302 pesos con 33 centavos y en 2008 a 678 mil 675 pesos con 29 centavos tirados.

En total durante el pasado sexenio se desecharon 5 millones 867 mil 96 pesos con 84 centavos, pero lo alarmante es que continúan caducando medicamentos sin utilizar, ya que tan solo de enero de 2011 a marzo ya se han desechado 16 mil 525 pesos.

De estos medicamentos tirados, 3 mil 40 pesos se desperdiciaron en enero; 4 mil 341 en febrero y apenas en marzo 9 mil 144 pesos no llegaron a los pacientes.

De gravedad

La gravedad del desperdicio de medicamentos crece cuando se analiza cada una de las fórmulas que no llegaron a miles de enfermos y las grandes cantidades de cajas arrojadas a la basura. Por ejemplo, en febrero de 2005 se tiraron 2 mil 694 cajas de Cloranfenicol ‚Äîsolución oftálmica‚Äî, con un costo para el erario de 50 mil 354 pesos.

Después se reportaron 6 mil 91 frascos caducos de este mismo producto, también utilizado en los ojos de los recién nacidos para evitar infecciones, lo que generó una pérdida de 103 mil 547 pesos. Este medicamento indicado para el tratamiento de las infecciones externas del ojo y/o de sus anexos que afectan párpados, conjuntiva y/o córnea.

Entre los días 15 y 26 de mayo de ese mismo año caducaron 565 cajas de hidrocortisona de 100 mililitros ‚Äî solución inyectable‚Äî, las que tienen un costo unitario de 692 pesos cada una, lo que representó un desperdicio de más de 370 mil pesos.

Este medicamento es utilizado en los hospitales para trasplantes, terapias de reemplazo en insuficiencia renal crónica, así como estados de shock a raíz de una hemorragia, traumas o endotoxinas y casos de artritis.

Para agosto de 2005 se desecharon 3 mil 970 dosis de Eritromicina ‚Äî suspensión oral de 15 pesos cada caja‚Äî, antibiótico prescrito para cualquier tipo de infección.

El informe señaló que el 1 de enero de 2006 caducaron 8 mil 12 dosis de penicilina G ‚ÄîProcaina‚Äî de 600 mil unidades, con un costo de 40 pesos cada una, lo que representó un gasto infructuoso de 321 mil 281 pesos con 20 centavos.

Este antibiótico es utilizado para cualquier tipo de infección, sobre todo las generadas en la garganta como faringitis.

Asimismo, caducaron 143 frascos de 60 mililitros de vitaminas y minerales, con un costo por unidad de mil 350 pesos cada una, lo que derivó en una pérdida de 193 mil 50 pesos.

Contra el Sida, sin medicamentos

El 1 de abril de 2008 caducaron 201 frascos con 180 capsulas de 400 miligramos de Indinavir, retroviral utilizado por lo general en pacientes con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) de 956 pesos cada uno, lo que generó un desperdicio de 192 mil 208 pesos con 26 centavos.

Para el 1 de junio de ese mismo año caducaron ‚Äîy por lo mismo se desecharon‚Äî ocho frascos con 120 capsulas de 250 miligramos de Tipranavir, otro retrovital utilizado en casos de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), con un costo de 5 mil 25 pesos cada uno.

Justo en enero de 2008 pacientes de Sida acusaron un desabasto de medicamentos indispensables en sus tratamientos.

Según una nota publicada en Intolerancia Diario, Onán Vázquez, coordinador de la organización civil Vida Plena, aseveró en ese tiempo que la falta de antirretrovirales básicos afecta a pacientes, quienes después necesitarán medicamentos más fuertes, debido a que no llevan a cabo el tratamiento de manera adecuada.

Un paciente de aproximados 26 años, quien pidió el anonimato, señaló que constantemente hay desabasto de medicamentos, lo que generará que se compliquen los casos.

"Con el tiempo vamos a necesitar medicamentos más fuertes y el seguro va a tener casos más complicados y con eso va a tener que hacer más gasto."

Diabetes, insuficiencia renal y otros

El mismo reporte revela que el 8 de julio de 2008 fueron desechados 3 mil 200 ampolletas de insulina humana, utilizada para enfermos diabéticos, lo que representó una pérdida de 105 mil 800 pesos.

Además, para el 30 de enero de 2009 caducaron 100 frascos de Desflurano inyectable, químico utilizado como anestésico en las intervenciones quirúrgicas, con un valor de mil 560 pesos cada uno o una perdida general de 156 mil pesos.

Después se reportó la caducidad de 4 mil 504 soluciones de diálisis peritoneal a 1.5 por ciento, utilizada en enfermos renales de manera constante.

Asimismo, otro medicamento para este tipo de enfermos que caduco es el Calcitrol, del que el 1 de diciembre de 2009 desecharon 5 mil 607 cajas de capsulas de 100 pesos cada una.