En los comicios electorales de las juntas auxiliares de la capital poblana, los ánimos se caldearon; la inconformidad que prevaleció fue la inconsistencia en las listas nominales, ya que no se incluyó el nombre ni la foto de los votantes, sólo el OCR de la credencial del IFE, que no se encontró en orden secuencial.

Candidatos de las juntas auxiliares Ignacio Romero Vargas, La Resurrección y San Miguel Canoa decidieron suspender las votaciones para evitar anomalías durante el proceso electoral.

Ignacio Romero Vargas fue la junta auxiliar en la que mayor inconformidad hubo. Representantes de las diez planillas desde las 8:00 horas decidieron colocar una cartulina en las afuera de la escuela Benito Juárez para avisar que las votaciones se cancelaban; sin embargo, una hora más tarde los ánimos se calentaron y empezaron a romper boletas y quemar las urnas. Un escrutador de los comicios afirmó que los elementos policiacos no llegaron, luego de que fueran llamados para detener la gresca que se suscitó minutos antes.

Cabe señalar que en los alrededores de las casillas se notó la presencia de Genaro Ramírez, esposo de Blanca Jiménez ‚Äîtitular del Instituto Poblano de la Mujer‚Äî, mismo que fue señalado de "comprar votos".

Asimismo en La Resurrección, María de los Ángeles, líder de la colonia Noche Buena, señaló que las votaciones se cancelaron luego de que en las boletas sólo venía el símbolo de Compromiso por Puebla que identifica al candidato Paco Torres, quien fuera señalado en el proceso electoral de estar apoyado por Eduardo Rivera Pérez. Aseguró que este hecho confundió a los votantes, "la gente no sabe leer y votaba donde veían el dibujito; estaba amañado, por eso las cancelaron".

María de los Ángeles subrayó que los comicios también se cancelaron, debido a que era la fiesta de la junta auxiliar, y con la finalidad de evitar conflictos mayores lo decidieron por unanimidad. Asimismo, en San Miguel Canoa decidieron suspender las votaciones; sin embargo, los votantes acudieron a las urnas para emitir su voto, ya que nadie les informó.

En este sentido, Jaime Zurita sentenció que Juan de Dios Bravo, Filiberto Salas, Juan Carlos Lastiri y los regidores priistas Sandra Montalvo, Octavio Castilla Kuri, Julio Cesar Sánchez y Lourdes Dib "orquestaron" los conflictos que se suscitaron en las tres juntas auxiliares donde se cancelaron los comicios, pues "no fue casualidad".

Pese a los conflictos que se suscitaron en las tres juntas auxiliares, Pablo Montiel Solana, secretario de Gobernación, minimizó los hechos y aseguró que la quema de boletas en la junta Romero Vargas fue con la finalidad de evitar percances entre los candidatos, así como de garantizar la estabilidad en las demarcaciones, "no hay actos de violencia, ni actos de insubordinación ciudadana"; sin embargo, afirmó que iniciarán mesas de diálogo para establecer la próxima fecha de las votaciones.

"La decisión de suspender de manera temporal los comicios fue tomada de manera conjunta por la Secretaría de Gobernación, la Comisión Organizadora de las Elecciones y las propias planillas involucradas."

Por otro lado, San Baltazar Campeche fue la junta auxiliar que presentó el mayor resguardo policiaco; fueron alrededor de 20 granaderos, ocho patrullas, un autobús y 15 elementos policiacos con motocicleta, además de un helicóptero rondando la zona, quienes protegieron a los votantes, luego de que cinco de los siete contendientes pidieran cancelar las votaciones debido a que el listado nominal no estaba completo.

Pese a las inconformidades el sufragio se llevó a cabo, mientras que a las afueras de la escuela oficial 7, más de mil personas rodearon la zona y aprovecharon el momento para degustar desde una pizza, una memela, tortas, nieves, hasta tepache.

En San Felipe Hueyotlipan los ánimos se calentaron luego que un automóvil con propaganda de ?ìvalo Amarillo ‚Äîde la candidata Blanca Valerio‚Äî se estacionara afuera de las casillas electorales, auto que fue retirado por integrantes de su planilla. El representante de Gobernación aseguró que sería retirado por una grúa, sin embargo ésta no llegó tras una hora de que se inconformaran los candidatos; asimismo, reiteró que por realizar proselitismo se le impondría una multa o bien se le disminuirían votos.

Además, los votantes se manifestaron porque Felipe Ruíz ‚Äîde Triangulo Café‚Äî y Jorge Flores ‚Äîde la planilla Compromiso por San Felipe‚Äîrepartieron 200 pesos por el voto a su favor. Cabe señalar que las cortinas plastificadas de las casillas electorales fueron usadas por los votantes para protegerse del sol y no para cubrirlas.

Con el fin de resarcir los problemas de los listados nominales, los representantes de las ocho planillas decidieron firmar cada boleta para validar los votos de los ciudadanos y evitar que después no hubiera "mano negra", ni desconocieran los resultados finales.

En cuanto a la junta auxiliar Ignacio Zaragoza los vecinos denunciaron que Alejandro Lázaro, quien muestra simpatía con el partido Acción Nacional, repartió desde la noche de antier despensas con la finalidad de condicionar el voto a su favor. Asimismo, a lo largo de las votaciones los vecinos se inconformaron hasta llegar a los golpes, aunque no hubo lesionados de seriedad.

En San Jerónimo Caleras, el candidato Juan Gilberto Ruíz, de la planilla Mi Compromiso es San Jerónimo, se presentó en las casillas a exigir a los votantes que no emitieran su sufragio por las inconsistencias en las listas nominales; sin embargo, por el poco apoyo que tuvo se retiró sin mayor percance. Cabe señalar que en la casilla la afluencia de votantes fue mínima, además de que no estuvo un representante del área de Gobernación resguardando los comicios.

En La Libertad los comicios se registraron sin grescas relevantes, pese a que alrededor de las 8:30 horas —cuando se iniciaron las votaciones— los representantes de las planillas se mostraron inconformes debido a las inconsistencias en las listas nominales.

La afluencia de los votantes fue constante, al inicio de los comicios más de 500 personas acudieron a votar rodeando la escuela presidente Manuel Ávila Camacho; sin embargo, cada votante tardó entre 30 y 45 minutos para sufragar. "Hay muchos cuellos de botella por los listados nominales, la gente se empieza aburrir", aseguró Orlando Rosas ‚Äîde la planilla Balanza Dorada‚Äî. Asimismo, los votantes se inconformaron por la presencia de Blanca Jiménez Castillo, titular del IPM, quien a bordo de una camioneta negra rondó la zona.

Pese a que Montiel Solana aseguró que los 45 centros de votación y las 177 mesas receptoras abrieron en punto de las 8:00 horas, votantes de la Libertad, Romero Vargas y San Felipe Hueyotlipan afirmaron que éstas iniciaron alrededor de las 8:30 y 9:00 horas, "tenemos más de 40 minutos y aún no abren las casillas".

Juntas auxiliares en el estado

De acuerdo a datos de la Secretaría de Gobernación, se convocó a elecciones en 651 juntas auxiliares de los 172 municipios, aunque en al menos una docena de pueblos fue suspendido por decisión de los candidatos, quines señalaron falta de garantías y padrón electoral incompleto.

Para la Secretaría de Gobierno a pesar de algunas diferencias, el proceso político se desarrollo en paz, donde se mantuvo seguridad en todo el estado, según el reporte del subsecretario Víctor Manuel Barceló.

Los municipios donde hubo efervescencia política fueron Puebla, Tehuacán, Cuautlancingo, Tlalancaleca, Atlixco y Chietla.

Oficialmente los partidos políticos no intervinieron, sin embargo las propagandas de los candidatos presentaron los colores e insignias de los partidos con registro.

Las autoridades señalaron que fueron procesos ciudadanos. En tanto el Instituto Estatal Electoral proporcionó lista de empadronados sin fotografía, porque así lo establece la ley, dijo el presidente Jorge Sánchez Morales  quien aseguró que fue una copia del padrón del año pasado y quedaron fuera los ciudadanos que tramitaron su credencial este año.

En el interior del estado, el primer conflicto que se registró fue en el municipio de Cuautlancingo donde se suspendieron actividades electorales en las juntas auxiliares de Chautenco, Sanctórum y San Lorenzo Almecatla, donde candidatos y asesores protestaron porque no había fotografía de los electores en las listas de votación.

Los municipios con diez juntas auxiliares que registraron alguna pequeño problema fueron Izúcar de Matamoros, Huaquechula, Tepeaca y Tlaola.

Aunque la ley establece que deben ser procesos internos, desde siempre los partidos políticos se han involucrado. Ante este panorama la Dirección General de Gobierno pidió a la Secretaría de Seguridad Pública desplegar a los elementos de seguridad para reforzar ayuda de colaboración en los municipios que solicitaron apoyo o en aquellos considerados como "focos amarillos", como Tlacotepec de Juárez, Palmar de Bravo, Ajalpan, Izúcar de Matamoros y Xicotepec de Juárez.

En el caso de los municipios donde se utilizaron los métodos de usos y costumbres, como el plebiscito, se respetó plenamente y fueron los lugares donde menos conflictos se registraron.