Contendientes por la presidencia auxiliar de San Baltazar Campeche impugnarán los resultados de los plebiscitos, luego de que Pablo Montiel Solana, secretario de Gobernación, anunció que el virtual ganador de los comicios fue Juan Manuel Colin García de la planilla Rehilete Colin, con 2 mil 905 votos.


Víctor Manuel Carreto Chalini, candidato de la planilla Juntos Haremos la Diferencia, sentenció que el secretario de Gobernación "metió las manos", pues aseguró que el ganador fue impuesto por el gobierno municipal.


Además, Carreto Chalini enfatizó que con los resultados los únicos que perdieron fueron los ciudadanos, porque tendrán en el poder a un presidente auxiliar impuesto que no trabajará por ellos, sino a favor del gobierno riverista.


Asimismo, cuatro de los siete candidatos que no fueron favorecidos por los votos denunciaron una serie de irregularidades en el proceso electoral. En este sentido dieron a conocer que interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público que quedó asentada bajo el número CH-3052/2011/SUR, en la que establecieron el incumplimiento de la convocatoria, el favoritismo del ayuntamiento al candidato ganador, así como la inconsistencia en las listas nominales, la compra de votos y el "acarreo" de personas.


Ante esas irregularidades se dieron cita en torno a las oficinas de Gobernación para impugnar las elecciones, y aseguraron que buscarán a la comisión organizadora de los procesos electorales para mostrar su inconformidad y pedir que se realicen nuevas votaciones para elegir presidente auxiliar.


Los excandidatos aseguraron que el ayuntamiento favoreció al candidato Colin, luego de que dejó pasar primero a los votantes que sufragaron por él, "pusieron a gente mafiosa que a su conveniencia dejaba pasar a los que acarrearon, el ayuntamiento obstaculizó a los ciudadanos".


Carreto Chalini aseguró que desde dos días antes de las elecciones habitantes de la colonia Loma Encantada denunciaron que el candidato Colin les repartió dinero y despensas; sin embargo, aseguró que no pudieron hacer nada en contra de ello, "las personas decidieron vender su dignidad por 150 pesos".


Sentenció que alrededor de 50 microbuses fueron los que se encargaron de "acarrear" a los ciudadanos, "desde las siete de la mañana estuvieron llevando a la gente hasta las tres de la tarde; que expliquen quién pago los camiones".


Ante estos argumentos, Chalini solicitó al gobierno de Eduardo Rivera Pérez que se esclarezcan y realicen nuevamente las votaciones en la junta auxiliar el próximo domingo.