Ante la virtual aprobación de las candidaturas ciudadanas en la reforma electoral a nivel federal, la diputada local Denisse Ortiz Pérez advirtió que se corre un riesgo, sobre todo en lo referente a la fiscalización de los recursos. En entrevista Ortiz Pérez, aclaró que no se trata de limitar la participación de los ciudadanos, sino de evitar que puedan postularse candidatos cuyas campañas sean financiadas con dinero de procedencia ilícita, o bien que el candidato quiera obtener beneficios particulares como hacer negocios, y no necesariamente ser un servidor público.


La diputada manifestó que no pueden darse cheques en blanco para las candidaturas ciudadanas, pues podría suceder lo ocurrido en otros países donde los candidatos no tenían la calidad moral para serlo y sin embargo ganaron.


Rechazó que los partidos políticos tengan el monopolio de las candidaturas a los cargos de elección popular y sólo sean los militantes quienes pueden llegar.


Destacó el caso más reciente de una ciudadana ‚Äîcon una amplia trayectoria académica‚Äî que ahora es diputada, Josefina Buxadé Castelán, quien a pesar de que fue postulada por el PAN no es militante de dicho partido.


Reconoció que los diferentes partidos como el PRI, PRD, PT o el Verde han lanzado candidatos ciudadanos sin que estos lleguen a ser militantes, los cuales pueden trabajar como legisladores independientes en algunos casos.


Añadió que lo importante es que en el financiamiento de las campañas lo que se dio fue la transparencia, situación que en estos momentos no sucedería.


Ortiz Pérez dijo que en la reforma electoral de Puebla deben tomarse en cuenta esas consideraciones y analizar la manera en que podrá haber mayor participación de los ciudadanos.


Recordó que los temas que están pendientes en la reforma son el referéndum y el plebiscito, con el objetivo de que los ciudadanos puedan participar en las reformas.


La diputada indicó que ahora se está consultando a la gente, por lo que los diputados han vuelto a sus distritos para elaborar la estructura de la agenda legislativa donde se están escuchando a los ciudadanos, y ese debe ser el primer paso.


Expresó que en la reforma del estado tendrá que darse ese cambio donde la sociedad civil ya no será tomada en cuenta sólo durante el proceso electoral sino para la aprobación de las leyes y la toma de decisiones.