El Fringe de Edimburgo, el mayor festival de teatro alternativo del mundo, arrancará mañana con una programación de más de dos mil 500 espectáculos que incluye un musical sobre Hitler, un maratón de danza y la versión teatral "reducida" de las novelas de Harry Potter.

La cita anual, que se celebra en la capital escocesa hasta el 29 de agosto de manera paralela al Festival Internacional de Edimburgo, que se inaugura el 12 de agosto, engloba comedia, cabaré, musicales, danza y ópera.

Entre las propuestas más destacas de este sorprendente y ecléctico festival se encuentra una versión reducida y "no autorizada" de los siete volúmenes de la saga de Harry Potter, por la compañía CBBCs and Jeff.

De la cartelera prevista también llaman la atención los siete espectáculos dedicados al dictador alemán Adolf Hitler, así como un maratón de danza que recreará las típicas competiciones del periodo de entre guerras en Estados Unidos.

El origen del Fringe se remonta a 1947, cuando ocho compañías de teatro decidieron acudir y actuar en la capital escocesa, a pesar de no haber sido invitadas y no formar parte del programa oficial del recién inaugurado Festival Internacional de Edimburgo.