Las regiones del este de China se preparaban hoy para la llegada del tifón Muifa, considerado por los expertos como uno de los más potentes de los últimos años y que podría ocasionar ráfagas de viento de más de 215 kilómetros por hora.

Las autoridades de las provincias de Jiangsu y Zhejiang, así como de la megalópolis de Shanghai, que cuenta con unos 15 millones de habitantes, pidieron a la población que permanezca en sus casas ante la llegada del ciclón.

Se activó la alerta naranja –la segunda de mayor gravedad de una escala de cuatro- y se anularon cientos de vuelos, mientras unos siete mil barcos de pesca tuvieron que dejar de faenar en el sureste del país por las condiciones meteorológicas adversas.

Está previsto que el meteoro llegue hoy a la China continental y que durante el fin de semana afecte a la costa, donde las autoridades advirtieron que el tráfico ferroviario podría verse afectado por el tifón Muifa, nombre tomado de una especie de flor china.

NTX/HA/JGN/TIEMPO09/