Cinco policías en funciones o retirados fueron declarados hoy culpables en Nueva Orleans de violar los derechos civiles de dos personas asesinadas y cuatro heridas durante el paso del huracán Katrina, aunque no fueron convictos por homicidio.

Un jurado determinó que los policías Robert Gisevieus, Kenneth Bowen, Anthony Villavaso y el ex agente Robert Faulcon violaron los derechos de dos víctimas fatales, mientras que el ex sargento Arthur Kauffman fue convicto por encubrimiento.

El juicio derivó de un incidente ocurrido en septiembre de 2005 en un puente de la ciudad después del paso de huracán, cuando se desataron saqueos de tiendas.

Durante el episodio murieron por herida de bala el joven James Brisette, de 17 años de edad, y Ronald Madison, de 40 años. Otras cuatro personas resultaron heridas. Testigos indicaron que los policías dispararon contra los civiles desarmados.

Aunque autoridades locales habían interpuesto acusaciones contra los agentes, fue necesaria la intervención del Departamento de Justicia para presentar cargos por violación de los derechos civiles.

NTX/JLZ/JGN