Puebla comienza a presionar ante el desconcierto de Jaguares por la expulsión del defensa argentino