Mal y de malas, Puebla dejó ir la posibilidad de borrar la imagen dejada tras la goleada recibida con Atlante a mediados de semana y este domingo cayó frente a Jaguares por 2 goles a 1, en duelo correspondiente a la fecha 4 del Torneo de Apertura 2011, disputado en el estadio Cuauhtémoc.

Luis García abrió el marcador de penal al minuto 4, pero Faustino Arizala al 31 y Jackson Martínez al 73 terminaron por darle la victoria a los visitantes.

Para la estadística
La Franja se estancó con 4 unidades en la tabla general como resultado de un triunfo, un empate y 2 descalabros, mientras que Jaguares llegó a este encuentro con cero unidades en 2 partidos, ya que tiene un duelo pendiente, logró sus primeros 3 puntos a costa de los Camoteros.
Vale la pena señalar que Jaguares no vencía al Puebla en el Cuauhtémoc desde el 26 de agosto de 2007 cuando se impuso también 2-1.

Duelo de ida y vuelta
Puebla arrancó a buen ritmo, de ahí que a nadie sorprendió que al minuto 2 tuviera su primera llegada a través de Lucas Silva, que centró, tiro al que no le pudo llegar Luis García que buscaba el balón.

Pero el gol no tardó en llegar, pues al minuto 3 Damarcus ingresó al área por el sector izquierdo recibiendo el empujón de Óscar Razo que el silbante no dudó en marcar como penal, que cobró Luis García quien al minuto 4 abrió el marcador dando ventaja a La Franja 1-0.

El Puebla acarició la posibilidad del segundo gol al minuto 14 cuando Gabriel Pereyra envió centro que cabeceó a bocajarro Luis García, pero de manera increíble el portero Edgar Hernández alcanzó a tapar enviando a tiro de esquina.

Jaguares respondió al 16 cuando Jorge Rodríguez probó suerte desde el sector izquierdo siendo desviado por un defensivo que mandó a tiro de esquina.

Luego el juego cayó en un toma y daca que no redituó buenas cosas para la tribuna, hasta que al 27, el equipo visitante encontró una forma de llegar a través de Óscar Francisco Razo por la banda izquierda a la zona camotera, creando una acción de peligro que puso los pelos de punta a los aficionados camoteros, cuando envió el esférico a un solitario Jackson Martínez que terminó por enredarse y dejar que el portero recuperara el control.

No obstante, al 31 Jaguares no perdonó, ya que en el mediocampo Puebla perdió el balón con Gabriel Pereyra, dejando que el esférico llegara a Faustino Arizala, que tuvo las facilidades de Juárez para sacar su riflazo sobre la marcha y poner el 1-1 en el marcador.

Al 38 nuevamente Jaguares coqueteó con el gol en un tiro directo que centró Hernández al remate desviado de Jackson Martínez.

Hasta ese momento Puebla se animó a insistir en la portería rival, a la que puso a temblar con un remate de cabeza de Luis García que se fue por un lado de la cabaña de Edgar Hernández.

Al 44, un tiro franco de Jackson Martínez que atajó Rodríguez, pero cuando se preparaba para despejar, de pronto el árbitro paró la acción para señalar una falta de Salinas en los linderos del área, lo que enojó al jugador camotero quien le reclamó textualmente: “¿Qué marcas, cabrón?”, por lo que el silbante le sacó la tarjeta roja. En el cobro, Pereyra desvió hacia su cabaña y de no ser por el lance del portero, “El Místico” hubiera anotado en su cabaña.

De cualquier forma, al descanso se fueron con el empate a un tanto.

Con buen ánimo salió Jaguares para la segunda parte y en unos cuantos minutos había generado 3 jugadas peligrosas al frente, entre ellas la del minuto 11 cuando Bismarck Andrade cobró tiro directo desde el callejón del área por el sector izquierdo.

Al 62, un servicio que buscaba a Riascos es rechazado por el mismo jugador cuando recibe una patada de Miguel Ángel Martínez, que de inmediato es expulsado por el árbitro provocando el reclamo del mismo elemento que aparentemente habría alcanzado a dar un manotazo al silbante. Zamora cobró la falta que buscaba el ángulo pero el portero desvió a tiro de esquina.

En la siguiente jugada, Puebla llegó otra vez con peligro con cabezazo de Lucas Silva, que estrelló su remate en la base de poste izquierdo en relación al ataque camotero, al 65 y al 66 un tiro potente de Aldo Polo se fue por arriba de la portería.

Al 73, el recién ingresado Zamorano filtró el balón desde el sector derecho a Jackson Martínez quien sobre la salida de Rodríguez y la tibia marca de Juárez tocó para poner el balón en el fondo de la portería con el 2-1 favorable a los chiapanecos.

Luego, la pregunta que empezó a correr en la tribuna fue “¿a qué juega el Puebla?”, porque ni en la línea defensiva ni en el mediocampo, mucho menos adelante, pudieron hilvanar en los siguientes minutos alguna jugada congruente con el marcador adverso, hasta que despertaron del letargo con un remate desviado de Duvier Riascos al 84, más resultado de la desesperación que de una acción bien fabricada.

Vino la respuesta de Jaguares al 88 en un tiro dentro del área de Zamorano que desvió atinadamente el portero Rodríguez y unos minutos más tarde, después del enésimo remate desviado de Riascos, el silbante decidió poner punto final al cotejo.