El panista y secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón advirtió que el riesgo para México es volver al pasado si se pierde la presidencia de la República, e indicó que antes de sus aspiraciones personales está lo que necesita el partido y si el candidato de Acción Nacional, que puede ser Ernesto Cordero Arroyo, lo llama a coordinar la campaña tendría que aceptarlo.

Al reunirse con la estructura municipal de Acción Nacional en Metepec, en un acto encabezado por el presidente estatal Juan Carlos Mondragón Quintana, dijo que su visita a Puebla fue para determinar cómo se puede sumar, crecer y crear para el fortalecimiento del partido.

Comentó que lo invitaron en calidad de aspirante a la candidatura a la presidencia, pero a pesar de que declinó esta invitación se mantuvo, y lo que presentó a la estructura fue la necesidad de mantener la unidad, la disciplina, la generosidad y la constancia para interactuar con la ciudadanía para refrendar el triunfo.

Expresó que lo que está en juego son las libertades, como el respeto a la familia, la transparencia o la vuelta al pasado. “Para el 2012 lo que hay que trabajar es que haya buenos candidatos”, y referente al estado aseguró que en Puebla existe la congruencia y si bien hay grupos y corrientes llegará el momento de que todos cierren filas en aras de proyectos comunes aprovechando los liderazgos del dirigente estatal Juan Carlos Mondragón y del gobernador Rafael Moreno Valle.

Lozano Alarcón dijo que las aspiraciones personales no se conviertan en obsesiones desmedidas, que se actúe por el bien de los mexicanos y confió en que Puebla le dará más votos al PAN.

Por otra parte, de su futuro político, señaló que ha platicado con Ernesto Cordero e indicó que “compartimos visión de largo plazo, pero además todavía no se puede hablar de candidaturas, pues esto inicia en diciembre y formalmente no hay equipo.

“El actual secretario de Hacienda tiene una responsabilidad y está concentrado, como lo dijo el sábado en Puebla.

”Voy a estar donde el proyecto me lo pida, donde mi capacidad y mi trabajo sirvan para tener éxito y mantener un gobierno humanista como el que tenemos.

”Si fuera por Puebla qué mejor, pero no ha llegado el momento, tengo mucho trabajo, estaré atento, pero no hay nada definido; hay órganos de toma de decisiones que lo definirán conforme avance el tiempo, tengo un jefe —que es el presidente—, si él me pide que me quede lo tendré que hacer”, dijo, con respecto a las aspiraciones a la senaduría, pues como panista tiene otras tareas, ya que hay que defender al actual gobierno, ya que empieza a ver el ánimo de revancha por parte de otros partidos.