La secretaría de Medio ambiente del municipio rescató 166 árboles que iban a ser afectados por la construcción del Viaducto Zaragoza. Estos árboles fueron rescatados y trasladados al Parque Rementería para ser tratados por biólogos especializados con el fin de salvaguardar su estado para después ser replantados en otras áreas verdes del municipio.

Lo anterior, fue informado por el titular del área, Alejandro Fabre Bandini quien recalcó que la prioridad de la autoridad municipal fue la de preservar la integridad de estos árboles a fin de no dejarlos morir por la construcción de esta obra.

El funcionario municipal destacó que los 166 árboles que estaban en riesgo fueron retirados del lugar con cuidados de especialistas quienes realizan el monitoreo permanente del comportamiento de los mismos debido a que durante su extracción se vieron afectados por estrés.

Al respecto, precisó que un tanto de los árboles rescatados se quedará en el Parque Rementería, mientras el resto serán replantados en lugares establecidos como la zona de Xaltónac y en parte del vaso regulador de El Santuario.    

El secretario de Medio Ambiente municipal no descartó que se requieran más acciones para el rescate de un número mayor de árboles debido a que aún se están afinando algunos detalles de este proyecto del distribuidor vial.