Un conato de bronca se registró esta mañana en las puertas del Palacio Municipal, cuando se les impedía el paso a antropólogos, intelectuales, escritores y urbanistas que asistirán este día a sesión de cabildo.

Personal del ayuntamiento al enterarse que venían a protestar por la construcción del Viaducto Zaragoza, les impidieron el paso mientras dejaban entrar al palacio municipal a otras personas.

Esto ocasionó la inconformidad de los intelectuales que se hicieron de palabras con personal del ayuntamiento que no dejaban ingresar a nadie de ellos a la sesión de cabildo.

Los especialistas se inconformaron por el mal trato recibido por las autoridades municipales al cuestionar que no se trata de ser una amenaza para ellos, sino que se trata de un lugar que es público para todos.

“Nosotros no somos una amenaza, somos gente que conoce la ciudad, que la quiere y que está dispuesta a defenderla ante el daño al patrimonio edificado con obras que son inviables para la ciudad”.