Alicia Cervantes Hernández, líder de la organización Toreros Luis Donaldo Colosio, denunció penalmente al director de Vía Pública, Rubén Mantilla por abuso de autoridad, robo de mercancía y lesiones durante un desalojo registrado este viernes en la calle 5 de Mayo. 
La denunciante fue golpeada por inspectores a cargo de este funcionario municipal, ya que vendía sombrillas en la zona de la 12 Poniente y 5 de Mayo. 

Los inspectores la golpearon infinidad de veces hasta provocarle lesiones en cervicales, moretones en el rostro y un esguince en el codo del brazo izquierdo. 

En la rueda de prensa, en la que estuvieron los líderes de las 15 organizaciones que conforman el Frente Popular de Vendedores Ambulantes del Estado de Puebla, señalaron como responsable de la agresión a Rubén Mantilla, a quien acusan de haber contratado un “grupo de choque” para amedrentar a los informales que han querido vender productos en las calles del Centro Histórico “toreando”. 
Los inconformes señalaron que su compañera fue también objeto del robo de su mercancía, así como joyas y dinero por un valor de 10 mil pesos por parte de los agresores, que en todo momento informaron de la situación al jefe de Vía Pública. 

Por lo anterior, la denuncia fue asentada ante la delegación del Ministerio Público Centro, con el número AP-1862/2011/Centro para que las autoridades ministeriales inicien la investigación en contra del funcionario. 

Además de la denuncia ante las autoridades judiciales, los agraviados recurrirán a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para que emita la recomendación pertinente al presidente Eduardo Rivera, con el fin de que investigue al funcionario municipal. 

También interpondrán la denuncia ante la Contraloría Municipal para que inicie un proceso administrativo en contra de Rubén Mantilla y llegar hasta las últimas consecuencias, hasta el despido del funcionario en caso de encontrar responsabilidades. 

Los comerciantes inconformes aseguraron que hasta el momento las autoridades municipales no han dado solución a las peticiones del comercio informal, pues no han definido estrategias para solucionarlo. 

Explicaron que el ayuntamiento no ha hecho ninguna propuesta concreta más que el hecho de utilizar el “garrote” en su contra, lejos de poner una solución a sus demandas. 

Por lo anterior, sentenciaron que en caso de no cambiar esta actitud de represión procederán a realizar más movilizaciones en la ciudad, o un plantón permanente en el zócalo de la ciudad.