Restauranteros de este municipio elaboraron el chile en nogada más grande del mundo, el cual midió cuatro metros de largo, 1.57 metros de ancho y 60 centímetros de altura.

En un centro comercial se dieron cita más de dos mil comensales, quienes tuvieron la oportunidad de degustar de este tradicional platillo de la cocina mexicana, con base en chile de milpa relleno de picadillo de carne y frutas de la estación, bañado en una crema de nuez de castilla y adornado con dientes de granada.

El chef Julián Orduña fue el responsable de coordinar a más de 40 personas, quienes participaron en la elaboración de este platillo, el cual requirió de un mes de planeación y cuatro días de preparación previó al gran evento.

El enorme Chile en Nogada se conformó por la unión de mil 500 piezas de chile poblano, y para la preparación del relleno se emplearon 40 kilos de durazno, 40 kilos de manzana, 40 kilos de pera y poco más de 80 kilos de carne de cerdo.

Con 50 kilos de nuez de castilla, queso crema y jerez se conformó un total de 80 litros de Nogada que sirvieron para cubrir el magno platillo, así como uno a uno de los platos que se repartieron a los participantes.

El costo total de este platillo, el cual se realiza por quinto año consecutivo, fue solventado por los restauranteros de Atlixco, y que a decir del chef Julián Orduña fue de 85 mil pesos aproximadamente, a manera de agradecer a los comensales que año con año se dan cita a este municipio para degustar de la cocina tradicional poblana.

Este evento no obtuvo la certificación de Récord Guinness, toda vez que al registrarse los concursantes deben pagar cerca de 50 mil dólares, dinero que a decir de los organizadores no tienen.

En la explanada del centro comercial también se contó con comida como carnitas, cemitas y mariscos, entre otros platillos, además, estuvo amenizado por la Banda Sinfónica del municipio de San Martín Texmelucan.

Personal de Protección Civil, bomberos y alumnos universitarios coordinaron la participación de los asistentes, a fin de evitar aglomeraciones, ya que la entrada al lugar fue totalmente gratuito. (Notimex)