El dominio de Xolos es agobiante. La Franja se defiende con todo lo que puede