La tormenta tropical Fernanda mantiene hoy su fuerza en el Océano Pacífico, mientras una depresión al sur de Zihuatanejo, México, se convirtió en la tormenta tropical Greg, informaron meteorólogos.

La buena noticia es que ninguna de las tormentas es una amenaza para tierra firme, señaló el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en sus informes matutinos.

Fernanda, con vientos de 85 kilómetros por hora, mostró poco cambio en su fuerza en las últimas horas mientras se mueve al oeste a 11 kilómetros por hora.

Este sistema se ubica a tres mil 125 kilómetros al sur de Baja California Sur, México.

El centro informó que Fernanda se moverá en forma gradual hacia el oeste-noroeste con un ligero aumento en su velocidad en los próximos tres días.

En tanto la nueva tormenta tropical Greg, con vientos de 65 kilómetros por hora, se ubicaba a 220 kilómetros al sur-suroeste de Zihuatanejo, México o a 420 kilómetros al sur-sureste de Manzanillo.

La tormenta se desplaza hacia el oeste-noroeste a una velocidad de 26 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que Greg se fortalecerá hasta alcanzar la categoría de huracán el jueves dejando fuertes lluvias en las costas de Guerrero y Michoacán en los próximos das.