La presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de padres de Familia (Fenapaf), Aurora González de Rosas, ratificó que las denuncias de los tutores por cobros excesivos dentro de las escuelas “van a la baja”, lo que demuestra mayor efectividad en los procesos de inscripción de los estudiantes en los diferentes niveles educativos.

Dijo que la cantidad mayor de reportes se tienen en el Centro Escolar Morelos, donde hasta el momento se han presentado 30 denuncias de los padres de familia que encuentran irregularidades serias en los procesos de inscripción, pero señaló que todos se resuelven de manera favorable para las familias y sin afectar a las escuelas.

“Todas esas irregularidades ya se presentaron ante la autoridad escolar poblana, por lo que esperamos que se investiguen para evitar que muchas personas quieran hacer negocio con el ingreso escolar.”

Otro problema reiterado que encuentra la presidenta de la Fenapaf, es el de altos cobros en las cuotas escolares, “esa situación no se debe tolerar porque hay indicaciones reiteradas de la SEP para que no se impongan cuotas obligatorias, el único pago que se tiene que realizar al momento de inscribir a los estudiantes se genera por acuerdo entre los padres de familia. Estas son las llamadas ‘cuotas voluntarias’, que no deben ser excesivas y no se deben exigir si los padres no cuentan con los recursos suficientes para cubrirlas”.

Añadió que un caso delicado como la venta de lugares para alumnos, también se presentó en el Centro Escolar de Tehuacán, lo que ya está en manos de las autoridades para ser investigado; sin embargo, reiteró que el número de quejas recibidas en el presente proceso de inscripciones es menor a lo que se tuvo en otros años.

González de Rosas señaló que otro de los reportes que tiene la federación, es que en los centros escolares los lugares se venden hasta por mil 500 pesos por alumno, lo que representa una cantidad exagerada para los padres de familia.
Para concluir, pidió que todos esos casos sean denunciados ante las autoridades para que se investiguen y se apliquen las sanciones correspondientes, porque nadie debe lucrar con la educación pública.