La corriente perredista Nueva Izquierda refrendó su compromiso para alcanzar la unidad partidista con miras al proceso electoral de 2012, a fin de impedir la reinstauración del régimen priista que pretende regresar a la presidencia de la República.

El líder nacional de esa expresión partidista, Miguel Barbosa Huerta, sostuvo que se mantienen en la tónica de conformar una gran alianza con sectores, movimientos y partidos políticos.

Incluso no descartó la posibilidad de sumar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que encabeza Andrés Manuel López Obrador, si éste se integra al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sin embargo, aclaró que no aceptarán propuestas de sometimiento o condicionamiento, pues el partido tendrá que resolver a través de sus procedimientos estatutarios los métodos selectivos, las alianzas y las acciones políticas en toda coyuntura o proceso electoral.

Barbosa Huerta llamó al tabasqueño a que respete los procesos internos del PRD rumbo a la selección del candidato.

“Si Andrés Manuel quiere ser el candidato del PRD tiene que ser producto de un procedimiento electivo basado en una encuesta, a fin de que se convierta en el abanderado de una amplia coalición electoral que tenga por propósito impedir la restauración del viejo régimen autoritario priista.”

Lo anterior en respuesta a la misiva que entregó López Obrador a los líderes nacionales de los partidos que integran el Diálogo para la Reconstrucción de México (Dia). (Notimex)