El gobierno de Argelia negó asilo al líder libio Muamar Gadafi, luego que los rebeldes han ocupado la mayoría de ese país del norte de Africa, reveló hoy la prensa local argelina.

De acuedo al diario Al Watan, que cita fuentes cercanas a la Presidencia de Argelia, Gadafi ha intentado ponerse en contacto con el mandatario Abdelaziz Buteflika, pero éste se ha negado a recibir la llamada.

"Gadafi ha estado intentando ponerse en contacto con el presidente Buteflika por teléfono, pero se negó a hablar con él", señaló una de las fuentes al diario, que añadió que el líder libio intentaría pasar por territorio argelino a otro país.

Según las fuentes, Gadafi, quien se encontraría en Ghadames, una localidad fronteriza, estaría acompañado por el resto de su familia, tratando negociar con las autoridades argelinas su paso en la frontera y entrar a territorio nacional.

Uno de los secretarios de Buteflika le habría mencionado al líder libio que el presidente estaba muy ocupado con asuntos domésticos, mientras otra fuente reveló que Gadafi ha intentado persuadir a otros líderes de Argelia para que le proporcionen refugio.

"Argelia ha adoptado una posición neutral en el conflicto, no queremos interferir en los asuntos internos de Libia", dijo la fuente consultada.

El liderazgo de la oposición de Libia han anunciado una recompensa de 1.7 millones de dólares por la captura o muerte de Gadafi, cuyo paradero aún se desconoce mientras la oposición rebelde continúa su marcha victoriosa por ese país.

A la esposa del líder libia, Safia Gadafi, a su hija Aisha, quien estaba embarazada y dio a luz a una niña, y a sus hijos Hannibal y Mohammed se les permitió entrar en Argelia la semana pasada por razones humanitarias.