El hecho de que el ayuntamiento se haga cargo de los salarios de los 227 policías que iban a ser regresados al gobierno del estado, representará una complicación al municipio.

El presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez, reconoció que esta eventualidad obligará al ayuntamiento de Puebla a realizar ajustes y recortes al presupuesto destinado para algunos programas de la administración.

“Esto implicará hacer reajustes en el presupuesto, algunos recortes en los programas”, expresó Rivera Pérez, a tiempo de reiterar que el número de policías en el municipio no serán reducidos.

El edil poblano estableció que aún no se ha determinado qué programas serán afectados para poder pagar el salario de los policías, por lo que se está haciendo un análisis de las propuestas que se pueden emplear para buscar los recursos y cubrir esta demanda laboral.

De la misma forma, el alcalde de Puebla celebró que el ayuntamiento  municipal trabaja de manera austera, por lo que confió en que las finanzas de la comuna no se vean dañadas y así realizar este gasto extraordinario.

De esta forma, Rivera Pérez destacó que el retiro de policías del municipio por parte del estado, propiciará que en la capital se reduzcan programas en beneficio de la ciudadanía, no así la seguridad pública.

En este sentido, el edil poblano aseveró que por la premura de esta medida que no estaba contemplada, aún no se sabe el impacto económico que tendrá el municipio; sin embargo, descartó que esto afecte las arcas municipales, pues hay varias acciones a seguir que se están afinando.

El alcalde poblano resaltó que el hecho de que el gobierno estatal retiró su apoyo al municipio, además de que se negó a firmar el convenio de colaboración al inicio de la administración para que los policías quedarán comisionados al ayuntamiento, pero con salario y prestaciones por parte del estado.

Puntualizó que es una decisión que respeta, pese a que generará un impacto en los programas municipales.

“Se harán los ajustes necesarios en los presupuestos y programas para pagar los 227 policías que absorberá el municipio como trabajadores directos del municipio, pues actualmente no se tienen los 21.8 millones que representa el mantenerlos.”

A pregunta expresa sobre el tipo de programas que se verán afectados, respondió que aún están analizando alternativas, sobre todo porque serán en los que no impacten el bienestar social de manera radical, como tampoco pongan en riesgo la seguridad de los poblanos.

Rivera Pérez, abundó que para el 2012 se tendrá que presupuestar lo doble para cubrir los salarios de los policías que serán contratados directamente por el ayuntamiento, es decir, buscará apoyo de 50 millones de pesos, pues también se incrementará el doble de elementos.

Cabe recordar que para febrero del 2012 el estado retirará de las filas municipales los otros 454 de los 908 que estaban comisionados. En este contexto, detalló que hará la gestión si fuera necesario, pues insistió que los ajustes de programas y los recursos estarán supeditados al número de elementos que tenga el municipio.