La polarización de los grupos panistas y la nula influencia del gobernador Rafael Moreno Valle en el Partido Acción Nacional, provocaron la cancelación del Consejo Estatal de ese partido.

En la víspera, Moreno Valle trató de realizar una “operación cicatriz” con una comida realizada en Bodegas del Molino, pero sus intentos no fructificaron. La dirigencia estatal y los integrantes de la corriente morevallista no llegaron a acuerdos para definir a los integrantes del Consejo.

Ayer por la mañana, el Comité Directivo Estatal informó a través de un comunicado la cancelación del evento. Al salón preparado para el Consejo Político Estatal sólo llegó el senador Humberto Aguilar Coronado, quien manifestó que nadie se tiene que espantar por la falta de quórum. Los otros 105 consejeros panistas ni si quiera se presentaron.

En punto de las 12:30 horas, Juan Carlos Mondragón —acompañado del dirigente municipal Gerardo Maldonado, la diputada federal Augusta Valentina Díaz de Rivera, el funcionario federal Salvador Escobedo Zoletto, Ana Teresa Aranda Orozco y funcionarios de la administración municipal a cargo de Eduardo Rivera Pérez— acudió al lugar de la reunión para declarar falta de quórum.