José Juan Espinosa Torres advirtió que la grabación que se dio a conocer en algunos medios de comunicación, de una conversación con la presidenta municipal de San Pedro Cholula, Dolores Parra Jiménez, demuestra que se mantiene la campaña de espionaje en contra de quienes son críticos de la autoridad y han demando transparencia.

Anunció que presentará denuncias ante las autoridades locales y las federales por la presión de la es objeto como legislador, ya que ha recibido incluso amenazas para que solicite licencia a la diputación y deje de causar problemas a la autoridad estatal. Comentó que el audio está fuera de contexto pero además confirmó que hay espionaje real por parte de las autoridades estatales que no aceptan críticas.

La plática la sostuvo como legislador hace meses con Dolores Parra fue en calidad de diputados, además de que ella fue candidata a la presidencia municipal por Convergencia. Señaló que tras ese encuentro será la Procuraduría de Justicia, incluso la PGR, la que determine si el audio fue editado o no, e insistió en que se sacaron frases de contexto. Aclaró que no tiene constructoras y tampoco, como lo aseguran, tiene algún trato con Thomas Karig, funcionario de la Volkswagen.

Expresó que en el audio supuestamente recomienda comprar vehículos directamente en la planta automotriz, situación que es falsa ya que él carece de contacto directo con los directivos de la empresa y no tiene el poder que algunos aseguran.

Por eso, responsabilizó a la oficina del secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, de estar generando ese tipo de situaciones en contra de quienes “no se han bajado los pantalones ante las autoridades”.

Manifestó que en las denuncias que interpondrá ante las autoridades presentará las pruebas correspondientes de los actos intimidatorios que han realizado en su contra. Incluso le han solicitado que pida licencia por ser el único legislador de la oposición que hay en el Congreso, donde hay una legislatura que se somete a las órdenes del gobernador y excede los gastos.

“He recibido presiones”
La alcaldesa Dolores Parra Jiménez confirmó que el diputado José Juan Espinosa Torres intentó presionarla para que tomara parte en actos de corrupción y tráfico de influencias.

Tras la revelación del audio de una plática sostenida entre ambos, en mayo pasado, en el hotel Villas Arqueológicas, la presidenta municipal hizo responsable al diputado local de Movimiento Ciudadano por la seguridad de ella y de los integrantes de su familia.

Mediante un comunicado oficial y entrevistas telefónicas, pues se encuentra en la ciudad de México, Parra Jiménez lamentó que el comportamiento deshonesto de José Juan Espinosa Torres se haya hecho público a través de los medios de comunicación.

Así que confirmó la veracidad de la conversación privada difundida por el periódico Cambio, en la que el legislador cholulteca insinúa que ella puede quedarse con un 5 por ciento de los contratos de obra pública, además que aboga por otorgar aumentos de sueldo y autos a regidores, así como puestos de trabajo a recomendados.

Sostuvo que desde los primeros días de su gestión ha recibido presiones de José Juan Espinosa Torres que amaga con utilizar a un bloque de regidores afines para bloquear las cuentas públicas y acuerdos en el Cabildo.

Por su parte, el regidor de Movimiento Ciudadano, Cesar Carrillo Cortés, anunció que llevará el caso ante el resto de sus líderes nacionales —una vez que Espinosa Torres integra la dirigencia colegiada— a fin de que se inicie una investigación exhaustiva sobre los presuntos actos de corrupción de su compañero de partido.

Y, en caso de resultar ciertos los supuestos ilícitos cometidos en ejercicio de la función pública, será el primero en demandar la expulsión de José Juan Espinosa Torres, además de castigo a regidores o funcionarios municipales que hayan participado en irregularidades.

En entrevista, dijo que en ningún momento autorizó al diputado local gestionar un aumento a su sueldo, ni conseguirle un vehículo para “gestión social” o participar en un proyecto de obra pública, por lo que se deslindó de haber participado en tráfico de influencias.

César Carrillo Cortés, regidor de Deportes, reprobó la forma oscura e ilegal en la que grabó una conversación privada entre Dolores Parra Jiménez y José Juan Espinosa Torres, pero también dejó en claro que no comparte actitudes prepotentes, presión y chantaje para resolver problemas políticos o del orden público.