La junta auxiliar Ignacio Romero Vargas se convirtió en la primera demarcación de la capital en certificarse como “comunidad promotora de la salud”, acción que forma parte de los trabajos impulsados por el ayuntamiento para obtener –el próximo mes de diciembre de este año— la certificación de Municipio Saludable por parte de la Federación.

El presidente municipal Eduardo Rivera Pérez encabezó el izamiento de la bandera blanca en la explanada de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, como prueba del trabajo que en materia de salud pública se está realizando en esta zona, coordinadamente con vecinos, escuelas y organizaciones civiles.

“Esta bandera blanca es un símbolo de la participación de todos las personas como comunidad, de la actitud que tienen para coadyuvar en la resolución de problemáticas de salud.”

El edil explicó que actualmente la ciudad se encuentra certificada como Municipio de la Salud Activo, y con estas acciones se logrará en los próximos meses cumplir con los requisitos para obtener la certificación como Municipio de la Salud Acreditado y finalmente Municipio Promotor de la Salud.

“Esta certificación federal permitirá al municipio acceder a fondos nacionales e internacionales, para fortalecer las estrategias preventivas y de atención en materia de salud en toda la ciudad.”

Genaro Ramírez Rojas, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 6, fue el encargado de entregar al alcalde el documento que certifica a Ignacio Romero Vargas como la primera “comunidad promotora de la salud” de la ciudad.

Participación ciudadana

Entre las acciones que realizaron los habitantes de esta junta auxiliar en coordinación con la Jurisdicción Sanitaria 6 y el Sistema Municipal DIF para obtener esta certificación, se encuentran la capacitación a padres de familia, campañas de detección oportuna de infecciones respiratorias y enfermedades digestivas, desparasitación de niños y adultos, así como la conformación del Comité de Salud con su respectivo plan de trabajo.

Además de cumplir al cien por ciento con el lavado de cisternas y tinacos, la elaboración del censo de mujeres en edad fértil, la integración del club de embarazadas y el impulso de campañas de nutrición y vacunación.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Salud del cabildo, Xóchitl Barranco Cortés, detalló que esta certificación se otorga a los municipios del país donde todas las autoridades, ciudadanos, organizaciones e instituciones trabajan coordinadamente para garantizar la salud, bienestar y calidad de vida de los habitantes.

Dio a conocer que en la Ignacio Romero Vargas se trabajaron 36 indicadores, sobre los que se centrarán las acciones y permitirán mejorar las condiciones de salud de las familias que habitan en esta demarcación.

Además, estas estrategias se desarrollarán en las 16 juntas auxiliares restantes de la ciudad, para cumplir con los requisitos que señala la Federación.

En su oportunidad, Genaro Ramírez Rojas, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 6, destacó el trabajo coordinado que en materia preventiva emprendieron habitantes de esta junta auxiliar en escuelas y hogares, además de acciones integrales de promoción de la salud.

“Esto es un acto de corresponsabilidad donde estamos todas las instancias del gobierno municipal, con la finalidad de beneficiar a todas las familias de la capital poblana.”