Con una afluencia mayor a los 7 mil espectadores, la comuna en Huaquechula cerró los festejos patrios con jaripeo de lujo, en el que la cooperación voluntaria del público abonó 11 mil 462 pesos para la adquisición de iluminación del exconvento franciscano —que data del siglo XVI—, edificio que distingue a esta municipalidad.

Alrededor de las 23:00 horas del sábado 17, el comité del exconvento franciscano ingresó al corral taurino para dar a conocer a los habitantes que la aportación voluntaria habían generado un monto superior a los 11 mil pesos.

Es importante recalcar que el jaripeo fue realizado con la intensión de cerrar con broche de oro la serie de actividades y festejos en conmemoración del 201 aniversario del inicio de la Independencia de México, por lo que desde las 15:00 horas se llevó a cabo el torneo de gallos en la Plaza Ganadera de Huaquechula. Posteriormente más de 7 mil personas disfrutaron la música del grupo Tigrillos.

Raúl Marín Espinoza, edil de Huaquechula, destacó el dispositivo de seguridad implementado para mantener el orden durante la realización del jaripeo, así como el servicio de ambulancia de la Cruz Roja y paramédicos que la comuna puso a disposición.

En el evento, el alcalde estuvo acompañado de presidentes auxiliares e inspectores municipales, así como de las reina de las Fiestas Patrias.