El edil de Chietla, Aureliano Morales Palacios, desmintió estar protegiendo a un presunto violador, e indicó que estas acusaciones fueron realizadas por un grupo de militantes panistas que quieren acabar con la paz, el orden social y confrontar al ayuntamiento con la población, por eso aseveró no se prestará a tales provocaciones y castigarán con todo el peso de la ley a todo aquel que cometa un delito.

Tras las versiones del albiazul de que el alcalde de Chietla protegía al profesor de la escuela primaria Pánfilo Balagues, de la comunidad de San Miguel La Toma, luego de que fue detenido por familiares de una menor de edad acusándolo de violación y se disponían a lincharlo, Morales Palacios señaló que el pasado 12 de septiembre recibieron una llamada del director del plantel para informar que la población quería hacer justicia con su propia mano, por lo que tomaron las acciones necesarias para salvaguardar el orden público.

“Procedimos a darle instrucciones al director de la Policía municipal, al secretario general del ayuntamiento, a la regidora de Educación y al regidor de Gobernación para que acudieran al lugar de los hechos con el fin cuidar y salvaguardar el orden público, no para darle protección al presunto violador.

”Como funcionaros públicos no tenemos la competencia para ventilar esos ilícitos, solo a la Procuraduría General de Justicia, a los agentes del Ministerio Público y el juez Penal tienen esa facultad; ese día se tomó la determinación de ‘rescatar’ y remitir al presunto violador para que sea juzgado conforme a la ley en las instancias correspondientes.

”Ahora el PAN empieza el golpeteo mediático y a la vez político en mi contra, argumentando que el presidente municipal está interviniendo para que dejen en libertad al presunto violador y son ignorantes de lo que marca la Ley Orgánica Municipal que no me faculta para proteger a nadie y menos medir fuerzas con el

Poder Judicial u ordenándoles lo que tienen que hacer, porque tampoco son mis subordinados.
”Creo que esta versión que ha corrido en la región más bien es un asunto político, y no se vale que el asunto de la violación de una menor el PAN lo aproveche para sacar raja política; esto no tiene nombre e indigna, ya que están afectado a la pequeña que fue víctima de violación y a su familia.”

El llamado

“Les hago un llamado a los panistas sin escrúpulos para que tengan cuidado con lo que hacen, de utilizar la desgracia ajena en pos de ganar terreno político porque dañan todavía más una vida que apenas empieza y que ya fue dañada por la violación que sufrió.”

Por otro lado, Morales Palacios convocó a los padres de la menor para que sea llevada a la Unidad Básica de Rehabilitación de Chietla para que sea atendida psicológicamente por los especialistas.

Finalmente, advirtió que no caerá en provocaciones y seguirá en su lucha por mejorar las actuales condiciones de vida de las familias de la región, pese al retraso que promueve el PAN con sus “artimañas”.

Por su parte, el ciudadano y vecino de la comunidad, Ricardo García Gutiérrez señaló que “los panitas que fueron derrotados en las pasadas elecciones no encuentran la forma de cómo desquitar su coraje y se escudan en la desgracia ajena, con el fin de desacreditar al munícipe, que hasta la fecha ha trabajado bien y para el progreso de Chietla”.

A su vez, Marco Antonio Ceras Medina sostuvo que el edil no apoya al presunto violador para que sea liberado y sólo actúo para mantener el orden público y proceder contra el acusado conforme a la ley.