Tras su llegada y paso por el boulevard Hermanos Serdán, la caravana que escolta las reliquias del ahora beato, Juan Pablo II, llegaron al colegio Benavente, donde se hará una breve ceremonia religiosa.

Miles de fieles poblanos demuestran su fervor por el “papa viajero” al escoltar su paso por las calles de la Angelopolis, los feligreses se unen en gritos, aplausos, abrazos y demás muestras de alegría y esperanza.

En breve mas información