Estados Unidos advirtió a sus ciudadanos que eviten viajar a Libia, excepto en "casos excepcionales", debido a la agitación que atraviesa el país africano tras la caída del gobierno de Muamar Gadafi.

La advertencia de viaje del Departamento de Estado, que reemplaza a una emitida el pasado 23 de agosto, indica que la embajada de Estados Unidos en Trípoli reanudó sus operaciones y continúan las limitaciones en los servicios consulares.

Señaló que el gobierno estadunidense reconoció el pasado 15 de julio al Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT) como la autoridad legítima y que el 10 de septiembre regresó su jefe adjunto de la misión.

Sin embargo, los servicios a los ciudadanos estadunidenses en Libia siguen limitados para casos de emergencia.

Las personas que busquen servicios consulares rutinarios o asistencia para obtener visas de inmigrante o no inmigrante a Estados Unidos, deben solicitar en la embajada o consulado más cercano fuera de Libia, precisó.

Recomendó que los ciudadanos estadunidenses que viajen o permanezcan en Libia, deben limitar viajes no esenciales dentro de ese país, hacer propios planes de contingencia para casos de emergencia e inscribirse en el Programa de Inscripción del Viajero Inteligente (STEP).