Las más de 85 concesiones están en orden y apegadas a las especificaciones normativas de la institución Universidad Autónoma de Puebla (UAP), afirmó el director de Recursos Alternos de la institución, Fernando Santiesteban Llaguno.

Señaló que las concesiones que se entregaban a particulares para comercializar se presentaron sin control, sin mecanismos y ni acuerdos claros con la administración central.

Esos espacios comerciales —que van desde cafeterías hasta centros de copiado y librerías— actualmente dejan a la universidad recursos por cerca de un 1.5 millones de pesos.

Comentó que las condiciones que prevalecen en la actualidad son mejores que otros años, porque incluso la UAP y los dueños de esos espacios concesionados, realizaron un programa de dignificación financiado por los propietarios de los negocios.

Además, dijo que los concesionarios están preocupados por ofrecer el mejor servicio a los integrantes de la comunidad universitaria, por eso muchos de ellos ya integran a sus cafeterías el servicio de internet inalámbrico, que ayuda para trabajos y tareas de estudiantes.

El director de Recursos Alternos reveló por el fuerte mercado que representa la institución, ya tienen acercamientos con franquicias de gran importancia en los niveles nacional e internacional, quienes están interesadas en ingresar a la UAP y fomentar sus negocios.

“Serán muy cuidadosos de no afectar la actividad cotidiana de los jóvenes y de los trabajadores, en los distintos ámbitos en que incursionan, educativo, cultural y deportivo.”