Este miércoles en sesión extraordinaria de cabildo se aprobó que se solicitaran préstamos a instituciones bancarias para adelantar recursos y no perder las aportaciones federales asignadas; sin embargo, estas deudas podrían ser “heredadas” a la siguiente administración.

Uno de los préstamos es un adelanto de recurso para la obra que corresponde al tramo del Instituto Tecnológico de Tehuacán a la avenida de La Juventud para participar en el programa Peso a Peso. El global de la obra es de 60 millones de pesos y al municipio le corresponden 31 millones de pesos, que sería el monto a solicitar en el banco.

Por eso se tomó esa decisión en sesión de cabildo, además de que hay un acuerdo por 8 millones de pesos de un préstamo que está asignado por Prológica, que es un recurso federal que no se quiere perder por lo que de igual manera se adelantará el recurso para el próximo año con el cual aplicarían 16 millones de pesos en el mercado 16 de Marzo y La Purísima, para remozamiento.

También adelantarán el recurso del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), que es por 21 millones de pesos que aplica exclusivamente para lo que debe ser obra pública, agua potable, pavimentación, drenaje y alcantarilladlo, donde marque las condiciones que exige el programa.

“Todos estos préstamos son un adelanto dentro de los alcances de la administración y con el recurso que corresponde al ayuntamiento”, declaró el edil Eliseo Lezama Prieto; sin embargo, a decir del regidor de Nomenclatura, Isaac Aguilar Sánchez, con estas acciones pretenden heredar estas deudas a las siguientes administraciones.

Aguilar Sánchez explicó que “si el banco te presta 100 millones de pesos y te llega todo lo que venga de participaciones federales, como Ramo 33 que viene etiquetado, lo único que hará es que justificar las facturas de este gasto y el dinero pasa a cuenta del ayuntamiento, (…) esa deuda se la deja para las próximas administraciones”.